Esta mañana la Unión Cívica Radical, que integra el frente Cambia Mendoza que gobierna la provincia, realizó su Congreso Provincial. Participaro del mismo los dirigentes políticos de toda la provincia, la figura más importante fue la del gobernador Rodolfo Suárez.

El la sede del Comité Radical de calle Alem se desarrolló la reunión. Además del gobernador participaron, el vicegobernador Mario Abed; ex gobernadores como Alfredo Cornejo (presidente de la UCR nacional) y Julio Cobos; Tadeo García Zalazar (intendente de Godoy Cruz y presidente del partido a nivel local); así como también legisladores y el resto de los jefes comunales.

Precisamente, Suárez manifestó que “junto a intendentes, legisladores y cientos de militantes, coincidimos en los desafíos que tenemos por delante y compartimos el trabajo realizado. El partido es el vehículo principal de nexo con la ciudadanía”.

“Debemos redoblar el esfuerzo para escuchar, hacer y unir, en un momento de grave crisis económica nacional. El radicalismo ha construido un modelo de gestión de Mendoza y trabajaremos por un Frente Cambia Mendoza aún más fuerte”.

Suarez destacó la UCR, “en uno de los momentos más complejos de la historia de la provincia, ha mostrado sus mejores fundamentos para explicar por qué la preferencia ciudadana nos ha colocado tantas veces como partido de gobierno. Mendoza necesita mucho del radicalismo y del Frente Cambia Mendoza, pero también de la oposición”.

Y apuntó que es necesario que ésta comience a dar “muestras de responsabilidad de cara a la sociedad interpretando el mensaje ordenador que la ciudadanía ha dado al votar, en vez de negarlo como suele hacer frente a cada tema que impulsamos”.

También aclaró que “la pandemia es un proceso que no ha concluido. No sólo en materia sanitaria, donde seguimos desplegando una estrategia de combate activo para cortar las cadenas de circulación, para continuar garantizando que nadie quede sin atención. Sino también por el impacto residual en la economía de las personas y del Estado, cuya envergadura no reviste antecedentes”.

Por último, dijo que “la intensa gestión de emergencia sanitaria, no nos ha desviado en nada de los objetivos centrales que nos propusimos hace 5 años, sino todo lo contrario, nos ha enfocado más aún en la necesidad de construir un nuevo Estado como el que comenzó Alfredo Cornejo en base al orden, a la austeridad, a la racionalización inteligente del gasto y la eliminación de los bolsones improductivos, al impulso de la actividad privada como generadora de empleo y, especialmente, a la recuperación de la calidad de los servicios públicos sustantivos, convencidos de que constituyen la única plataforma que puede igualar las oportunidades de la gente”.

En el caso de Cornejo, aseguró que “en estos momentos lo más importante es la unidad de Juntos por el Cambio y el Frente Cambia Mendoza. Todos acompañando la gestión de Suárez para seguir construyendo una alternativa”.

“Estamos unidos en el radicalismo y no sólo para la foto como el Frente de Todos. Estamos unidos en serio, por convicciones profundas y por un plan de Gobierno para que Mendoza progrese”, apuntó Cornejo al afirmar que “la pandemia no la inventó el Gobierno pero sí la cuarentena. La gestión de Suarez ha tenido un manejo ejemplar de la situación, manteniendo una alta institucionalidad, deliberando entre la economía y salud”, acotó.

Cornejo manifestó que “la actualidad económica de Mendoza es prácticamente exclusiva responsabilidad del Gobierno nacional. Con muchísima dignidad, altura y equilibrio, la Provincia está soportando la pandemia. Mi reconocimiento a la gestión de Rodolfo Suarez”. Fuente Los Andes