Este miércoles cerca de 35.000 estudiantes de 6to. grado de más de 850 escuelas mendocinas formaron parte de la evaluación estandarizada del Operativo Aprender 2021, para responder consignas de las áreas de Lengua y Matemáticas.

Las cajas con las evaluaciones fueron entregadas durante la mañana en los 39 nodos y 861 escuelas de la provincia de Mendoza, lo cual permitió evaluar a cerca del 60% del total de las instituciones primarias.

En una de las escuelas en donde se realizó la evaluación, la 1-109 “Juan Martínez de Rosas” del departamento de Godoy Cruz, su directora, Roxana Petrich explicó que “en nuestra escuela los niños de 6° grado A, B, C y D, de los turnos mañana y tarde, que son en total 119 rindieron la prueba Aprender 2021. Es una evaluación estandarizada que, junto a otros dispositivos en el Plan de Evaluación 2021-2022, produce información de carácter diagnóstico no solo sobre Lengua y Matemática sino también acerca de las condiciones y contextos en que se enseña y se aprende en las escuelas”.

La funcionaria escolar agregó que “Es una evaluación criterial, ya que permite conocer el grado de dominio sobre un recorte específico de contenidos y capacidades cognitivas seleccionadas, que tiene como objetivo el análisis, la reflexión y la toma de decisiones orientadas a garantizar el derecho de los estudiantes a la educación y a la calidad educativa que buscamos. Busca producir información basada en evidencias, dando cuenta de los logros y dificultades en el desempeño de los alumnos”.

También Petrich manifestó que “resulta fundamental, en estos casos, que los docentes, aplicadores y directivos veedores generemos en los estudiantes un clima de tranquilidad y confianza, para que sea una actividad normal de clases, donde, antes de comenzar a responder, los chicos puedan comprender muy bien las instrucciones y consignas de estas evaluaciones, y la modalidad de registro de respuesta.

“Como directora de una escuela primaria espero que este plan de evaluación sea exitoso, ya que considero que las evaluaciones externas son siempre positivas, al permitirnos reflexionar en el interior de cada institución con el equipo directivo, el equipo jerárquico y el cuerpo de docentes sobre los aspectos en que debemos hacer hincapié, buscando nuevas estrategias superadoras, haciendo ajustes y tomando las decisiones pertinentes que permitan mejorar la calidad educativa de los estudiantes”, concluyó la directora.