El próximo lunes podría cerrarse el “caso Florencia Romano”, ya que se realizará la audiencia preliminar que podría transformarse en un juicio abreviado en el que sería condenada la auxiliar de la policía Soledad Herrera, la mujer que ignoró una llamada al 911 que alertaba sobre el asesinado de la adolescente de 14 años.

//Mirá también: Robaron una carnicería y se llevaron dinero, cuchillos y hasta un costillar

Actualmente Herrera esta imputada por los delitos de abandono de persona seguido de muerte y por incumplimiento de los deberes de funcionario público, en contexto de violencia de género. Ambos tienen la misma pena: de 2 a 6 años de prisión, según publicó Los Andes

Cabe informar que en julio pasado Pablo Arancibia, de 33 años, fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Florencia a quien asesinó en su casa el 12 de diciembre de 2020.

El próximo lunes, en el edificio del flamante Polo Judicial, el caso podría cerrarse definitivamente si Herrera decide enfrentar un juicio abreviado, para lo cual debería aceptar su culpabilidad para que luego el juez David Mangiafico, rubrique el acuerdo al que estarían llegando el defensor con la fiscalía de Delitos no Especializados.

Detalles del caso

El día en que Arancibia asesinó a Florencia, la auxiliar Herrera estaba de turno en el Centro Estratégico de Operaciones (CEO) cuando entró una llamada al 911 denunciando “violencia de género”. Pero la policía, sin dar ninguna explicación cortó la comunicación.

El llamado era de un vecino del homicida que avisaba que algo pasaba en la vivienda del pasaje Berra de Maipú, a la que Florencia había sido llevada engañada, e intentaba dar los datos del lugar.

//Mirá también: Un choque en el Acceso Sur generó un caos vehicular

Entre las principales pruebas se encuentra la grabación del llamado, a las 18.58 para notificar que desde una casa se oían gritos y pedidos de auxilio.

A las 19.15, según consta en el expediente, la menor ya estaba muerta y se cree que, si la policía hubiera activado el protocolo de cargar la novedad y despachar el llamado pidiendo presencia policial en el lugar, la chica podría haber sido salvada o, al menos, el caso se podría haber resuelto en eses momento.