La pobreza golpea en todos lados y Tupungato no es la excepción. Durante la cuarentena un grupo de Bomberos Voluntario realizó una cruzada para ayudar a las familias que viven en las inmediaciones de un basural en la zona de La Ripiera en el departamento del Valle de Uco.

Pero la solidaridad de los bomberos no quedó ahí. Ante la proximidad de las fiestas, iniciaron una nueva campaña para llevar bolsas navideñas a estas familias para que a ninguna le falte el brindis y la celebración durante la noche del 24.

Son 80 los integrantes del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Tupungato que están a cargo del comandante Carlos Félix.

Durante el período más estricto de la cuarentena brindaron asistencia y contención, a las familias que viven cerca del basural y también a otras igual de vulnerables.

En la zona hay niños, adultos y gente mayor que vive el día a día a través de la venta de vidrio, plástico y cartón, y sus casas son literalmente chozas construidas con caña y nailon.

Es gente que padece serios problemas de higiene y salubridad por la falta de agua potable, que es provista por el municipio una vez por semana y se almacena en un solo tanque del que todos extraen el líquido.

Conmovidos por esta situación, los voluntarios decidieron ayudar a como de lugar.

Cruzada navideña para ayudar a familia que vive en un basural.

Una cosa es tocar de oído las cifras de indigencia y otra es verla en carne propia: hambre, chicos descalzos, sin recursos y adultos desocupados”, remarcó el bombero.

Las bolsas, para las cuales ya se inició la campaña a través de WhatsApp, serán producto de donaciones de particulares. El cuerpo espera poder llegar -en total- a mil familias. “Tenemos fe en que será un éxito, porque contamos con el antecedente del Día del Niño, que fue una experiencia extraordinaria”, recordó Carlos Félix.

“En esta oportunidad sabemos que será igual o mejor porque hay muchísima gente de Tupungato que nos da una mano. El coletazo de la pandemia ha sido fatal, todos somos conscientes, todos lo vivimos, lo vemos, lo sentimos”, reflexionó. En realidad, durante el año se asistió con la merienda a los pequeños. También con ropa, alimento y calzado.

Me encontré con gente golpeando las puertas de mi casa a cualquier hora, incluso de madrugada”, rememoró Félix, quien anticipó que el recorrido del vehículo de la institución se realizará algunas horas antes del 24, por lo que hay tiempo suficiente para recibir donaciones.

En este momento nos urge la Navidad, pero nos vienen bien medicamentos, alcohol en gel, barbijos, elementos de limpieza, zapatillas y ropa de niños y adultos”, sostuvo.

Como padrinos de las familias que pasan sus días en el basural, el voluntario adelantó su proyecto de armar una cooperativa de trabajo.

“Es muy difícil cuando la economía sufre estos vaivenes, pero somos muchos miembros, entre ellos 14 mujeres con una gran iniciativa, y estamos seguros de que vamos a lograrlo”, se esperanzó.

Cómo colaborar

Para colaborar con la entrega de bolsas navideñas a las familias que viven en el basural de la zona de La Ripiera, en Tupungato, o cualquier ayuda, pueden comunicarse al 2622-222963.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.