El SUTE, gremio docente, denunció el cierre de cursos y remarcó que la "situación es grave".


El Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación (SUTE), Mendoza, denunció que el panorama por el cierre de cursos es “muy grave” y pidió se declare la emergencia educativa por dos años en la provincia de Mendoza.

El sindicato que lidera Sebastián Henríquez redactó un proyecto de Ley pidiendo se declare la Emergencia Educativa, poniendo así más tensión entre el gremio de los trabajadores de la educación y el Gobierno de Alfredo Cornejo.

Enríquez, señaló, que si hay baja de matrículas no es porque no haya alumnos sin porque “no hay una política del Estado para atraer a esos jóvenes, a esos adultos y niños a las escuelas y porque es la Dirección General de Escuelas la que no está garantizándoles la escolaridad y lo peor es que se cierran cursos bajo el único argumento de optimizar y ahorrar recursos. Es decir, no hay ningún argumento pedagógico en esto”.




Comentarios