El gobernador Alfredo Cornejo firmó hoy la escritura que hizo efectiva la donación de la residencia Pescarmona-Peña, cedida al Ejecutivo provincial con la finalidad de ser utilizada como residencia de los futuros gobernadores.

La rúbrica se realizó en la misma residencia, en Francia 809, La Puntilla, Luján de Cuyo.

La donación se había realizado en abril último, cuando el empresario Enrique Pescarmona ofreció el inmueble para uso del gobernador en ejercicio.

La propiedad cedida por el presidente de Impsa tiene una superficie total de 4.344 metros cuadrados, de los cuales 722 metros cuadrados son cubiertos.

Desde la gobernación se informó que, en principio, el lugar se utilizaría como espacio de reuniones, recepción de eventos especiales y también para recibir y alojar autoridades, y en un futuro serviría para que puedan vivir allí los gobernadores que deseen hacerlo.

Mendoza es la única provincia en la región del Nuevo Cuyo que hasta ahora carecía de residencia del gobernador.

El decreto 399 convertido en Ley precisó que "con esta intención, el señor Pescarmona quiere donar esa propiedad en memoria de sus padres con ese destino específico".