La sesión sobre tablas de los martes del Senado estaba apenas comenzada cuando debió suspenderse por un inconveniente con el sonido.

Con algunos jefes de bloque dispuestos en el recinto y el resto en forma remota, la Cámara de Senadores estaba por dar inicio a una nueva sesión a las 9.30. El vicegobernador Mario Abed abría un nuevo debate legislativo que tenía en carpeta varios temas por tratar.

Sin embargo, quienes estaban conectados a la plataforma Zoom desde sus casas no escuchaban en forma clara y fluida, sino con el sonido entrecortado.

El personal legislativo intentó por todos los medios solucionar el inconveniente por mas de media hora, y ante la dificultad técnica, se decidió suspender la sesión.

Abed mocionó para postergar la sesión al próximo martes, algo con lo que el resto de los bloques estuvieron de acuerdo y aprobaron.

Es la primera vez desde que empezaron las sesiones remotas en la Legislatura que una jornada se suspende por problemas técnicos. Y no fue por falta de conectividad, sino porque los senadores no se podían escuchar. Fuente Los Andes