Mendoza presenta un amesetamiento de casos pero los números siguen siendo altos en la provincia. Tanto en casos diarios, como en ocupación de camas en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) que ronda el 90% en el Gran Mendoza y 80% en el resto de la provincia.

Así lo revelan los datos del informe sobre la situación sanitaria que releva datos de la última semana en relación al Covid-19.

Así, con datos informados por el Gobierno de Mendoza, se midieron distintas variables que se evalúan a la hora de tomar medidas en función del avance de la enfermedad.

De esta forma, se informó que desde el inicio de la pandemia hasta la noche de este jueves 8 de octubre a las 21.30 Mendoza registró: 29.091 confirmados, 16.269 recuperados y 369 fallecidos.

Informe sanitario del 1 al 8 de octubre de 2020. Gobierno de Mendoza

En el caso puntual de la última semana -que va del 1 al 8 de octubre de 2020- los datos son: 3.970 confirmados, 2.701 recuperados y 66 fallecidos.

Camas

En cuanto al factor ocupacional, el Gran Mendoza es del 89,69% y el 80% en todo el territorio mendocino.

Informe sanitario del Covid 19 del 1 al 8 de octubre de 2020. Gobierno de Mendoza

De los datos oficiales también surge que en la franja etaria de los 15 a los 59 años, es donde más contagios se producen y también donde se da el mayor porcentaje de recuperación. Sigue manteniéndose en el 81,8% de los infectados.

La franja de los más jóvenes continúa siendo el grupo etario que más contagios registra. Por lo general, este sector transita la enfermedad con síntomas leves. El promedio de edad de los recuperados es de 41 años, de fallecidos 72 años y de confirmados 41 años.

Informe sanitario del Covid 19 del 1 al 8 de octubre de 2020. Gobierno de Mendoza

Letalidad / Mortalidad

Al observar el porcentaje de fallecidos según el grupo etario, Mendoza cuenta con una mortalidad de 194,77 por millón de habitantes y de Letalidad 1,27% por total de confirmados por COVID-19.

Informe sanitario del Covid 19 del 1 al 8 de octubre de 2020. Gobierno de Mendoza

Asimismo, el grupo etario más vulnerable frente a la enfermedad sigue siendo el de los adultos mayores. El 75% de los fallecidos tiene entre 60 años a los 89 años y las personas de más de 90 años representan el 7,5%.