Ocurrió en un local de calle Arístides Villanueva cuando jóvenes degustaban una bebida artesanal y un plato con papas fritas.


Un local de calle Arístides Villanueva, en pleno centro de Mendoza, fue sancionado por violación al decreto que prohíbe la apertura de bares. Además, un grupo de jóvenes estaban tomando una bebida artesanal y degustando de papa fritas.

​”Se constata que se sirven papas fritas en bandeja de gran tamaño y las mismas se comparten entre los comensales”. Es la leyenda que describe el motivo de la multa económica de $50 mil aplicada a una cervecería de calle Arístides Villanueva por no cumplir la disposición de la prohibición de bares por 15 días. 

Ninguno de los locales de la Ciudad puede solo vender bebidas, si estas no son acompañadas de una comida elaborada, y que se sirva al plato. “Es importante destacar que los acompañamientos que no son elaborados en cocina, no son considerados comida”, aclararon desde la Municipalidad de Ciudad.

En Capital no existe una clasificación de establecimientos gastronómicos autorizados formalmente bajo el rubro “bares”. Los negocios que funcionan como tales se encuentran habilitados bajo alguno de los rubros determinados en la Ordenanza Tarifaria Municipal.




Comentarios