Antoine Saint Exupèry sobrevoló la cordillera de Los Andes en 1930 y quedó enamorado del paisaje mendocino.


El escritor francés y autor de la célebre obra El PrincipitoAntoine Saint Exupèry, visitó Mendoza en 1930 y lo atrapó el paisaje mendocino. El aviador quedó encantado con la cordillera, por lo que podría haberse inspirado para escribir el famoso libro. 

La Biblioteca San Martín contó a través de Twitter la historia del paso por Mendoza del autor de uno de los tres libros más leídos en el mundo. Es que según refieren los historiadores, Saint Exupèry viajó a la provincia para rescatar a un amigo, Henri Guillaumet, y sobrevoló la cordillera de Los Andes.

¡Qué extraordinaria es la cordillera de los Andes! Me encontré a 6.500 metros de altura en el instante en que nacía una tempestad de nieve“, escribió.

Guillaumet logró sobrevivir gracias a un puestero de San Carlos y se reencontró con su amigo en el Hotel Plaza (el actual hotel Hyatt). Y él mismo lo llevó en avión hasta Buenos Aires en su L-28 y “esta historia lo dejó marcado para siempre, al igual que nuestros paisajes”, resaltaron desde la biblioteca. 

El escritor se quedó más de un año en Argentina y conoció la selva, la Patagonia y la montaña. Se declaró enamorado e incluso, fue esta la tierra que lo impulsó a concebir una de sus mayores novelas: Vuelo nocturno

Sin embargo, la obra El principito nació 13 años después de esta aventura. “Desde una montaña tan alta como ésta -pensó- divisaré de una vez todo el planeta y todos los hombres“, dice en el capitulo XIX. ¿Habrá sido la cordillera de Los Andes fuente de inspiración?




Comentarios