El cantante de Los Enanitos Verdes regresó a Mendoza, se reencontró con la mujer en quien se inspiró para "Tus viejas cartas" y se casó.


¿Quién no recuerda a su primer amor? Ese que te movió las estanterías, el que te hizo sentir las primeras ‘mariposas en la panza y por qué no también conocer la desilusión. Dejando de lado este último sentimiento, algo de esto tiene la historia de Marciano Cantero -cantante de Los Enanitos Verdes– y de Viviana, su novia de la juventud y actual esposa. 

La historia de ambos comenzó cuando Cantero tenía 21 años y una carrera artística en pleno crecimiento. En 1984, tras ser elegidos como grupo revelación del Festival La Falda, decidieron mudarse a Buenos Aires para abrir nuevos caminos y grabar el primer disco. 

Marciano Cantero y Viviana, su primer y gran amor.

Su carrera profesional crecía y su relación con la joven mendocina, la que duró aproximadamente dos años, quedó en Mendoza. “Cuando nos fuimos con Los Enanitos dejamos de salir porque yo tenía que seguir, pero nunca tuvimos una pelea, terminamos bien“, confesó el cantante a Bebe Contepomi, durante una entrevista en ‘Todo lo demás también’ en Mega 98.3

Ya instalado en Buenos Aires, intercambiaba cartas con Viviana. Luego, les surgió la posibilidad de irse de gira con Piero y en Bogotá nació uno de los hits de la banda ‘Tus viejas cartas’, inspirada en el dolor de haber dejado a su primer amor en su provincia natal. 

Siempre me preguntaba porque había pasado todo lo que pasó, la letra refleja el dolor de ese momento“, explicó el artista.

Y dónde quedó ahora, esa hermosa ilusión de regalarte a vos, lo mejor de mi amor“, dice la letra que Cantero compuso desde el dolor de haberse separado de la mujer con quien vivió una intensa historia. Y el tema fue incluido en el disco Contrarreloj de 1986 y es uno de los hits del grupo.

Volver al primer amor

Pasaron de 32 años desde la despedida de esos dos jóvenes enamorados y “mucha agua debajo del río”, pero Mendoza los reencontró.

Durante un poco más de tres décadas no se vieron y ni hablaron, pero al parecer eso no fue un impedimento para, porque en el fondo seguían siendo los mismos.  

Afortunadamente nos volvimos a encontrar y nos casamos el año pasado, es una historia verdaderamente asombrosa“, dijo Cantero.

El flechazo fue tan fuerte que el músico dejó toda su vida afuera y regresó a su provincia natal donde reside junto a Viviana, a quien también le compuso la canción “Frances Limón”.




Comentarios