Karen Esquivel vive en Tupungato, es aspirante a policía y había trabajado cosechando nuez durante la temporada.


Karen Esquivel donó el Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000 a una familia necesitada del distrito de Zapata, Tupungato. La joven de 23 años es cadete de la Policía del IUSP del Valle de Uco y durante la temporada trabajó con la nuez.

La cadete de la Policía aún espera poder recibir su nombramiento para comenzar a trabajar en las fuerzas públicas. Mientras aguarda la confirmación para ejercer la profesión. 

Karen Esquivel fue beneficiaria del bono de 10 mil pesos que entrega el Gobierno Nacional (Ingreso Familiar de Emergencia) para poder asistir a un sector de la sociedad en el marco del aislamiento. Pero su destino fue distinto al que todos pensaron, la joven tupungatina le entregó el dinero a una pareja de muy bajos recursos que habita una precaria casa hecha de palos y nailon. Se trata de un hombre y una mujer; ésta última además padece una grave enfermedad.

Karen dialogó con El Cuco Digital y contó que cuando recibió el bono pensó que como ella había cobrado por haber trabajado en la nuez, sería mejor donarlo y ayudar a familias que pudieran estar necesitando más que ella.

“Como no sabía bien a quien ayudar, se me ocurrió llamar a uno de mis instructores: al auxiliar primero Sebastián Coines, que siempre está involucrado en causas solidarias (…) Cuando me comuniqué me contó de un hombre que vivía cerca de Zapata, que seguro se sentiría muy contento de recibirlo” agregó Karen.




Comentarios