La esterilización de las unidades se realiza en puestos fijos al comienzo de las actividades, y después de cada traslado.


El Servicio Penitenciario de Mendoza, a través del Ministerio de Seguridad, continúa con los trabajos de limpieza y desinfección de los móviles que son utilizados para el traslado de personas privadas de libertad entre los distintos complejos y unidades carcelarias.

El protocolo de desinfección está en funcionamiento desde el inicio de pandemia. Entre los móviles se encuentran los patrulleros, los más utilizados por lo que el objetivo es de intencificar las medidas de prevención sanitaria a fin de evitar la propagación y contagio del virus, tanto del personal de seguridad como de las personas detenidas o alojadas en complejos y unidades carcelarias.

Todos los vehículos afectados a los movimientos de las personas privadas de libertad son desinfectados diariamente con amonio cuaternario, no solo al comienzo del día en los puestos fijos establecidos por el Ministerio de Seguridad sino también por el propio personal penitenciario cada vez que se efectúa un traslado.

El titular del Servicio Penitenciario informó que desde el inicio de la cuarentena y hasta el momento, en ninguno de los establecimientos penitenciarios de la provincia ha habido personas contagiadas.

“Debemos destacar el compromiso y la seriedad con la que los efectivos penitenciarios y las personas privadas de libertad han afrontado la situación, permitiendo así que el objetivo principal que nos planteamos, que es el de cero contagios, hasta el momento venga cumpliéndose”, remarcaron.




Comentarios