Luego de cuatro días de búsqueda, apareció Mayra Belén Acosta, una joven de 29 años que estaba siendo buscada por su familia y por efectivos de la Policía. La noticia trascendió cuando la joven se escapó de la clínica psiquiátrica donde su familia la había internado. La joven apareció y grabó un video donde contó que ella no tiene problemas sino que es su familia quienes quieren mantenerla encerrada.

“Quiero aclarar que me encuentro bien, resguardando mi integridad física del sometimiento de mi familia”. También sostuvo que “lo que dicen los medios es mentira” y rechazó encontrarse secuestrada. “Decidí luchar y que se deje de inhabilitar mi persona. Mi familia es la que me tiene sometida, abusando de mi persona, lucrando con una pensión y manejando mi vida; alejándome de mi hijo y encerrándome injustamente en un psiquiátrico”, agregó.

El video que Mayra subió a las redes es un pedido de ayuda y ya se encuentra siendo analizado por la Justicia quienes determinarán cómo continuará el caso. “En mi adolescencia me hizo hacer un tratamiento psiquiátrico y me convenció y tramitó mi certificado de discapacidad por esquizofrenia, sometiéndome a internaciones y manteniéndome empastillada; beneficiándose de una pensión y sometiendo mi vida. Toda mi vida se manejaron con amenazas de que no podía hacerme cargo de mi y que me iban a quitar a mi hijo”, sostuvo.

Finalmente, la joven de Punta Mogote, sostuvo que debido a todo el mal trato que ha recibido, decidió recibir ayuda de una abogada: “Pido que una nueva junta médica me evalúe y mi familia me deje tener una vida en paz con mi hijo. Quiero que escuchen mi voz y dejen de decidir por mí”, finalizó.