Luego de la feroz golpiza que recibió Matías Montín en el boliche marplatense Ananá, autoridades se hicieron presentes en el lugar el martes por la noche y procedieron a clausurarlo. Al llegar al local bailable, además de detectar irregularidades en las instalaciones y equipos electrónicos, observaron que los jóvenes no respetaban las medidas sanitarias establecidas en el marco de la pandemia por coronavirus.

La clausura fue realizada por personal de la Dirección Bomberos de la Superintendencia de Seguridad Siniestral, coordinados por el director provincial de la Seguridad Privada, Marcelo Montero. El local que se encuentra en el Paseo de Normandina recibió la faja de inhabilitación por romper el artículo 39 de la Resolución Ministerial 2740/03, donde se establece que: “Las instalaciones y equipos eléctricos de los establecimientos, deberán cumplir con las prescripciones necesarias para evitar riesgo a personas o cosas”.

La clausura del boliche en el que golpearon a Matías Montín.Policía de la Provincia de Buenos Aires

Cuando las autoridades llegaron, tuvieron que proceder al desalojo de los jóvenes que se encontraban en el lugar y allí constataron que en su mayoría no respetaban las medidas de distanciamiento, uso de barbijo y demás protocolos establecidos para evitar contagios de COVID-19.

Matías Monti, el joven atacado en un boliche de Mar del Plata - Gentileza

Días atrás este establecimiento fue noticia por la brutal golpiza que recibió Montín que se encuentra internado en grave estado en el Hospital Privado de Comunidad. En el violento episodio habría participado un grupo integrado por tres hombres y una mujer, quienes también habrían arribado a la ciudad costera de vacaciones: dos de ellos fueron detenidos. El abogado de los acusados, Andrés Guillermo Bracamonte, negó que los rosarinos hayan huido de Mar del Plata y aclaró que el tercer integrante está regresando de la costa para ponerse a disposición de la Justicia.