Tanto el Hospital Interzonal como el Modular pueden sufrir la interrupción del suministro eléctrico después de un robo en una cámara que alimenta de energía a los nosocomios.


Desde la empresa EDEA confirmaron que registró un ataque en la cámara que alimenta de energía al Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Oscar Alende” y al nuevo hospital modular. En ese sentido los directivos de la empresa que proveé el suministro eléctrico expresaron su preocupación ante los hechos de vandalismo.

El hecho se habría producido a principios de esta semana cuando delincuentes vandalizaron la instalación ubicada en la calle Saavedra y Estado de Israel.

Según confirmaron fuentes policiales, los malvivientes sustrajeron la puerta de ingreso de chapa galvanizada, los cables de la instalación eléctrica propia de la cámara y la instalación de los cables de medición que salen de los transformadores de intensidad, elementos críticos para la provisión de energía para los hospitales. También se encontraron en el lugar, botellas vacías, colillas de cigarrillos y bolsas con pegamento.

“El mayor inconveniente que genera este tipo de acciones delictivas, además de la pérdida económica por el robo del equipo y los costos de mano de obra que conlleva su reposición, es que ponen en riesgo el servicio eléctrico, esencial para el funcionamiento de los hospitales, especialmente en este contexto de pandemia”, precisaron desde la empresa.




Comentarios