El hombre, acompañado por su esposa y dos hijos, estacionó al costado de la ruta y habló con su abogado para persuadir a los efectivos apostados en el retén.


Una situación insólita se vivió en el ingreso a Mar del Plata cuando llegó un vehículo junto a un camión dispuesto a ingresar a la ciudad para concretar una mudanza en plena pandemia de coronavirus. Los rechazaron y tuvieron que regresar nuevamente a Tigre, donde tenían su domicilio fijado.

Según reconstruyó el sitio TN, el conductor del vehículo fue demorado la noche del sábado pasado y explicó que tenía domicilio en Mar del Plata, pero en su documento de identidad figuraba Tigre.

El hombre, acompañado por su esposa y dos hijos, admitió que no portaba un certificado de ciruculación especial, estacionó al costado de la ruta y habló con su abogado para persuadir a los efectivos apostados en el retén. A los pocos minutos llegó un camión de mudanzas que contó a los efectivos que llevaba las pertenencias de la familia en cuestión y reveló las verdaderas razones del traslado.

El intendente Guillermo Montenegro, operado días atrás de la cadera, tomó conocimiento del operativo y compartió un video del vehículo rechazado para disuadir estas maniobras.

Autoridades de la Municipalidad de General Pueyrredon los obligaron a regresar a su lugar de origen para evitar un rebrote de coronavirus en la ciudad que se encuentra en fase cuatro.

Montenegro había expresado en sus redes sociales que la ciudad rechazaría pasajeros de AMBA y CABA. “Sabíamos que el endurecimiento de la cuarentena en el AMBA y en Provincia iba a generar que muchos quisieran venir a cumplir la cuarentena en nuestra ciudad. Por eso los controles en los ingresos son cada vez más rigurosos”, manifestó el jefe comunal.




Comentarios