Una familia fue víctima de una estafa en Ruta 2 y les costó 14.000 pesos en una situación que pone en alerta a aquellos que viajarán por el país en Semana Santa.

La víctimas fueron Mariana Basanta, sus padres y su hija de 13 años. Todo empezó cuando pararon a cargar nafta en una estación de servicio, a la altura del kilómetro 203. Al retomar el camino hacia Dolores, desde otro vehículo (Partner roja) les advirtieron que debían ir a una gomería, ubicada tres kilómetros más adelante.

El conductor de la camioneta roja les indicó que una de las cubiertas de su auto “echaba humo” y que la revisaba sin costo.

“Nos hicieron meter al auto en el garaje. Nos dijeron que una pieza de la rueda estaba rota y que debía cambiarse. Luego del arreglo, le pedí la pieza vieja pero me dijo que no me la podía dar. Más que robo fue una estafa porque nos dijo que había cambiado algo que evidentemente no pasó”, relató la mujer en declaraciones a TN.

Una vez en la gomería, uno de los hombres que trabajaba allí sacó la rueda, comenzó a revisarla, le dijo que el neumático tenía una pieza rota y que debían cambiarla. Sin embargo, la familia no advirtió ningún problema durante el viaje, por lo que Basanta había advertido que todo se trataba de una estafa.

El lugar en Ruta 2 donde estafaron a la familia.

En su propia cuenta de Facebook, Mariana relató los hechos. “El de la gomería le dijo que tenia una pieza rota del neumático (masa) esa pieza nueva sale $5000 y de mano de obra te pueden cobrar $3000. A mi viejo le sacó 14000 PESOS!!! y le dijo que la pieza era de “recambio” por eso no le podía dar la pieza vieja.... le mandé fotos de la supuesta pieza nueva al mecánico y me dijo que no era nueva y que no existe esa pieza de recambio porque el ruleman viene blindado”, escribió la mujer.

En definitiva, el supuesto gomero les dijo que había puesto una nueva pieza cuando, en realidad, nunca cambió absolutamente nada.

Luego de pagar, Mariana pidió la factura por el servicio, pero se la negaron, luego solicitó que le otorgaran la habilitación del lugar, a la que tampoco pudo acceder.

“Espero que nadie más pase por una situación así y lamento de corazón que mi papá, un superhombre, buenazo, haya sido violentado en sus derechos y en su dignidad”, expresó en las redes.

“Cualquier situación que les pase en la ruta, acérquense a la estación de servicio o llamen a la Policía, no ingresen a estos lugares”, manifestó en la previa de Semana Santa.