Tras la polémica por los jóvenes que fueron expulsaron por protagonizar "escenas gays" en Playa Grande, en los balnearios del sur de Mar del Plata se replicó la colocación de banderas LGBT.


En las playas Rilancó y Balcón del Sur de Mar del Plata colocaron banderas arcoíris, identificadas con las Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (LGBT), tras la polémica por los jóvenes que fueron expulsaron por protagonizar “escenas gays” en Playa Grande.

Representantes de los concesionarios de los balnearios del sur de Mar del Plata contaron a 0223 que las banderas “ya habían sido colocadas a comienzo de la temporada pasada y ratificaron su respaldo al colectivo LGBT”.

Las banderas se multiplicaron “en respuesta al maltrato público que se vio en Playa Grande”, confiaron los representantes de los balnearios.

Un balneario de la zona de Playa Grande en Mar del Plata echó de sus instalaciones a una pareja de hombres por considerar que habían protagonizado “escenas gays”.

“El fin de semana pasada vinimos a Mar del Plata a visitar a nuestro amigo Sebastián Grimaldi, quien nos invitó a pasar el día a la sombrilla que alquila su padre en el Ocean Club”, contó Gustavo Posati, uno de los jóvenes afectados. “Allí estuvimos disfrutando un día fantástico entre música, mates y charlas pasando una jornada tranquila junto a la arena y el mar”, agregaron.

“Al día siguiente, miembros del Ocean Club se comunicaron con el padre de Sebastián y le dijeron que solamente podía ir él sin invitados, porque el día anterior habíamos estado haciendo “escenas gays” y nos habíamos estado besando, lo cual no fue así”, explicó.

Posati relató que al día siguiente se dirigieron al balneario, “y de manera inmediata nos pararon en la puerta y nos dijeron que no podíamos entrar“.

Debido a lo sucedido, la pareja hizo la denuncia correspondiente ante el INADI y contratar una abogada para que se ocupe del daño moral y los perjuicios ocasionados tanto al padre de su amigo como a ellos.

Asimismo, desde el Concejo Deliberante se realizó un pedido de informes al Ejecutivo comunal, para repudiar la situación planteada.




Comentarios