Don Correa es un hombre de 85 años que vive en Cerró Corá, Misiones. Según declaraciones del octogenario a un medio local, hace 38 años, su hijo Jerónimo Gómez de 18 años de edad, partió hacia Tierra del Fuego a prestar servicios en la Marina y de allí fue desplegado a Malvinas. Desde que se fue, solo lo volvió a ver una vez, pero hasta hoy, espera en el portón de su casa para verlo entrar.

Jerónimo Gómes, prestó servicio en la Armada durante la Guerra de Malvinas. Se desconoce su paradero.

Don Correa

vive solo desde hace 22 años

en una

casa precaria de maderas viejas y chapas en mal estado

, ubicada en la localidad de Cerro Corá, en Misiones. Toda su vida

trabajó en diversas tareas

, de manera informal, para mantener a su familia.

Solo lo acompaña su gato silvestre.

Aunque tiene muchas necesidades sociales,

lo único que le importa y desea, es saber de su hijo

, lo demás no le importa.

Casa de Don Correa en Cerro Corá, Misiones.

Los años que pasaron dejaron secuelas en el cuerpo de Correa que hoy se moviliza en una silla de ruedas prestada y vieja. Aun así, siempre sale de su casa y espera que Jerónimo regrese, ya que desde hace 38 años no lo ve. "No se nada, nada", dijo y afirmó que representantes de ninguna fuerza fueron a verlo para darle noticias.

Portón de la casa de Don Correa, donde día a día se pone a esperar a Jerónimo.

Jerónimo Gómez lleva el apellido de su madre Blanca Gómez y debido a que su padre trabajaba como tarefero en aquella época, no le permitieron colocarle su apellido. Hoy quiere saber "dónde está. Si vive o no vive".