Las Islas Malvinas restringen los permisos a visitantes no esenciales

Las restricciones buscan proteger a la comunidad local y reducir la demanda del hospital de Stanley.

Islas Malvinas
Islas Malvinas

El Consejo Ejecutivo de las Islas Malvinas ha aprobado medidas para restringir los visitantes no esenciales a las Islas para ayudar a retrasar la propagación del Covid-19 en el archipiélago.

La medida busca proteger a la comunidad local y reducir la demanda en el hospital de Stanley, KEMH. Esto significa que no se otorgarán permisos de visitante, pero esto no afecta a los residentes que regresan, PRP, titulares de permisos de trabajo y titulares de permisos de residencia. Tampoco afecta al personal de BFSAI y a los contratistas de MOD.

Solo por excepción se permite la entrada a personas fuera de las categorías anteriores, esto es caso por caso por una razón específica y solo aprobado por el Oficial Principal de Inmigración.

El número de casos en todo el mundo ha aumentado considerablemente en las últimas semanas. La OMS reconoce que las medidas que restringen el movimiento de personas pueden resultar temporalmente útiles en lugares con pocas conexiones internacionales y capacidad médica limitada. Se aconseja que sean de corta duración y proporcionales al riesgo para la salud pública.

Esta medida garantizará que los residentes y los trabajadores clave puedan seguir llegando a las Islas y, al mismo tiempo, minimizará cualquier viaje innecesario.

Ya existen medidas de aislamiento en torno a la gestión de los viajeros que llegan, para garantizar que se aíslen de la comunidad durante un período apropiado a la llegada.

Debido a la reciente suspensión de los servicios de Latam de Chile y Brasil, las implicaciones de estos cambios actualmente cayeron principalmente en el South Atlantic Airbridge, que actualmente todavía está en funcionamiento.

Los viajeros que se encuentren fuera de las categorías enumeradas anteriormente no podrán viajar en el servicio a menos que el Funcionario Principal de Inmigración lo apruebe por adelantado.

Estas restricciones se aplican a todos los viajeros que requieren un permiso de visitante, independientemente de cómo deseen viajar a las Islas Malvinas, ya sea por aire o por mar.

El Consejo Ejecutivo revisará estas medidas a más tardar el 31 de mayo de 2020 para determinar si siguen siendo apropiadas.