En conmemoración al incendio que ocurrió en 1884, en el barrio porteño de La Boca, y al un vecino que organizó una cadena humana para apagar las llamas ese día, cada 2 de junio se celebra el Día Nacional del Bombero Voluntario.

// Mira también: Gialva, la marca maipucina que busca imponer en la moda de Mendoza

Es una fecha para recordar el arduo trabajo que realizan nuestros bomberos, una labor que realizan solidariamente y de corazón, ya que no reciben una renumeración por hacerlo. Estos hombres y mujeres arriesgan a diario su vida voluntariamente, para mantenernos seguros.

No solamente nos cuidan de incendios, sino que también son las personas que llevan a cabo los rescates en accidentes de tránsito, derrumbes de edificio y otras situaciones que amenazan a la vida.

Es importante reconocer la tarea que realizan los bomberos voluntarios por la ciudadanía. Para ello, desde Vía Mendoza dialogamos con Agustina Amor, una joven maipucina que es parte del cuartel de Bomberos Voluntarios de Maipú.

Al servicio de la comunidad

Agustina forma parte del cuartel de bomberos del departamento maipucino desde el 2017, siendo un sueño de ella mucho tiempo antes de ingresar. Para ella, ser bombero voluntario tiene un significado muy importante.

Es dedicar una parte de mi vida y tiempo para estar al servicio de la comunidad. Es un orgullo y una pasión muy grande”, expresó la joven.

Es mucho el tiempo que regalan a la sociedad con su servicio, un regalo porque el trabajo se realiza de corazón. Su rutina implica guardias tanto de noche como de día, convirtiendo así el cuartel su segunda casa y sus compañeros su segunda familia.

Es importante valorar el esfuerzo de estas personas que trabajan de corazón.Agustina Amor

El chequeo de sus equipos es lo primero que hacen al inicio de cada turno y la asignación de tareas es habitual. En estos tiempos de coronavirus, la desinfección del cuartel es una tarea esencial, para cuidarse de contagios entre el equipo.

A diario no solamente se encuentran con situaciones peligrosas sino también momentos que afectan sus emociones. “Nos encontramos con situaciones tristes y que nos impactan mucho, pero junto a mis compañeros debemos enfocarnos en nuestro trabajo y aportar todo de nosotros para que ese trabajo salga perfecto”, detalló Agustina.

El equipo deja de lado sus emociones en el momento de la intervención, para así poder cumplir con la comunidad sin distracciones. Al finalizar la situación, los sentimientos vienen corriendo. “No te voy a mentir, hay salidas que nos han dejado un vacío muy grande”, dijo la bombero emocionalmente.

Mujeres en el cuartel

Agustina es una de las 20 mujeres que incorporan el cuartel de Bomberos Voluntarios de Maipú. Para ella, su género no es un condicionante o impedimento para realizar su trabajo de manera eficaz. Al contrario, ser mujer la empodera para trabajar con más amor y dedicación.

La sociedad debe saber que Bomberos no es un trabajo o tareas solo para hombres”, señaló Agustina. Con eso, expresó que las mujeres no deben tener miedo si quieren sumarse.

Agustina anima a las mujeres que quieran sumarse, señalando que en el cuartel todos tienen los mismos derechos.Agustina Amor

// Mira también: Una panadería maipucina colabora y lleva alegría a los merenderos del departamento

Para esas chicas que no se animan, no duden en venir, esto es una vocación mixta tanto de mujeres como hombres y acá todos tenemos los mismos derechos”, expresó la joven.

La maipucina inclusive explicó los pasos para quienes quieran incorporarse al cuartel. Primero el interesado debe llenar unos formularios y presentarlos, para luego esperar su aprobación. Con la luz verde, el interesado se convierte en aspirante e ingresa a la academia de bomberos, lo que significa dos años de preparación.

En la academia, el aspirante será probado tanto en la práctica como en lo teórico, siendo evaluado constantemente. Para ser bombero oficialmente, deberá aprobarse un examen final. Al finalizar, el aspirante se une al cuartel y realiza las intervenciones con el equipo.

Si bien hay solo un día para conmemorar el trabajo que realizan los bomberos voluntarios, es importante recordar y valorar su esfuerzo cada día.