Vivimos en un tiempo donde todo alrededor nuestro evoluciona, inclusive la moda. Los encargados de llevar adelante estos cambios en la sociedad son los jóvenes, que con sus ideas frescas, envueltas en la sustentabilidad y atentos a los problemas actuales, vienen a transformar con el bien.

// Mira también: Verónica Jouas y su emprendimiento artesanal que nació en pandemia

Camila Alvarez es una joven de 22 años que diseña su propia marca de ropa, llamada Gialva. Su proyecto de moda nació en octubre del año pasado y con ella busca priorizar la calidad sobre cantidad y resaltar la comodidad en cada prenda, todo mientras cuidando al medio ambiente.

Ella es parte de la juventud que busca evolucionar el campo de la moda, más allá de las tendencias tradicionales. Para conocer más de Gialva, desde Vía Mendoza dialogamos con la joven diseñadora.

La inspiración de Gialva

Camila es diseñadora recibida, pero señala que su amor por la moda nació mucho antes que el comienzo de su estudio. “Desde que tengo uso de la razón me he sentido atraída por la industria de la moda, mi bisabuela diseñaba y realizaba vestidos de alta costura, por lo que siento que es algo que llevo en la sangre”, contó la joven.

La maipucina comenzó su marca en octubre del año pasado, por su “necesidad de comunicar su visión sobre la industria”, algo que venía gestando desde su niñez. Su mayor inspiración para la construcción de sus prendas se basa en las mujeres en la historia de su familia.

Camila Alvarez, la diseñadora detrás de GialvaGialva

Luego, el campo y el minimalismo escandinavo son parte del numen de Camila. De allí surgen las lineas simples y la comodidad que la diseñadora siempre busca priorizar.

Lo que hace único a Gialva

Distinto a lo que solemos conocer de las marcas de moda, Gialva no planea colecciones por temporada, sino que Camila busca que “cada prenda sea un ítem atemporal que puedan atesorar a lo largo del tiempo”.

Con eso, Camila también quiere revalorizar el valor artesanal, lo que significa que no cuenta con un stock de prendas. “Las prendas son realizadas a pedido, especialmente para quien las vaya a usar”, explicó la joven, prefiriendo así la calidad sobre cantidad.

// Mira también: Maipú incentiva el empleo independiente

¿La razón de esa decisión? Camila quiere “generar una relación muy especial entre la prenda y la clienta”, porque así sus prendas “cobran vida para quien lo lleva puesto”.

Cada prenda de Gialva es confeccionada especialmente para quien la llevará puesta.Gialva

Además, al no crear ropa a modo masivo, no se generan residuos excedentes. Esta es la manera en que Camila convierte a su marca en ecológica, y contribuyendo así al cuidado del medioambiente.

Más allá de las tendencias

Gialva es una marca que piensa la moda desde otro sitio, despreocupándose de las tendencias tradicionales. Es una marca que busca evolucionar la moda en Mendoza.

“Estamos frente a una nueva generación que trae nuevos valores y tiene una mirada distinta sobre la moda y la forma de consumirla. Buscamos productos diferenciales, generar nuestro propio estilo y cada vez estamos más preocupados por el medioambiente”, manifestó Camila.

Por eso, la joven diseñadora cree que las tendencias tradicionales están quedando obsoletas, ya que “hay un cambio en la forma de pensar” y las marcas se ajustan a esto.

Asimismo, lo digital es algo central en esta evolución, y la marca de Camila es parte. Gialva solamente se muestra y vende a través de las plataformas digitales de Instagram y Facebook, permitiendo así la creación de una comunidad alrededor de la la marca y los valores que busca transmitir.