En las últimas horas trascendió un comunicado donde la CAME consideró que uno de los principales focos de ventas ilegales del país está en La Rioja. La cámara empresaria nacional elaboró un informe en el cual sostiene que “hubo un aumento constante durante el año en la circulación” de puestos de venta ilegal.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) incluyó a la ciudad de La Rioja entre los principales focos de ventas ilegales del país, además de destacar también que en el año de la pandemia el problema se profundizó.

El informe dice: “Sin ningún control y con un aumento constante durante el año en la circulación de manteros, la Navidad se está haciendo muy difícil para los comercios formales. Si bien se mantuvieron conversaciones constantes con el municipio para encontrar una solución, llegó fin de año sin novedades y con un pico de informalidad pocas veces visto”, sobre el mes de diciembre.

BAS03\u002E BUENOS AIRES (ARGENTINA), 29/04/2015\u002E- Un hombre observa ropa ofrecida por vendedores ambulantes hoy, miércoles 29 de abril de 2015, por las calles del barrio popular de Flores, en Buenos Aires (Argentina)\u002E La muerte de dos niños en el incendio de una vivienda utilizada como taller textil clandestino ha sacudido a la opinión pública argentina y ha destapado la existencia de cientos de denuncias sin investigar y mafias que controlan este negocio ligado a la venta ilegal\u002E Los niños, de 7 y 10 años, murieron el lunes en un incendio que se declaró en su vivienda en Flores, donde en los últimos años han proliferado este tipo de talleres clandestinos\u002E EFE/David Fernández buenos aires vendedores ambulantes callejeros en flores venta ilegal de ropa en flores

Por su parte, la organización nacional también mencionó a la ciudad de La Rioja junto a al Conurbano bonaerense, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Tucumán, Chaco, Córdoba, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Neuquén, Santa Fe y Río Negro, como las localidades más preocupantes. Cada una de esas provincias precisó lugares específicos de puestos de ventas ilegales.

Sobre los números, en la investigación comunicaron: “En el 84% de las localidades no se están aplicando controles a la venta informal, o bien son insuficientes. El fenómeno es muy intenso, especialmente en las ciudades más grandes y en aquellas que tienen altos indicadores de pobreza y desempleo”, remarcaron.