A pesar de que la menor señaló a su abuelo paterno como su abusador, para la Justicia no hay signo de abusos ni traumas.


El Juzgado de Instrucción de Violencia de Género y Protección Integral de Menores N° 2, a cargo de la jueza Karina Cabral, resolvió otorgarle la tenencia provisoria de una nena de 4 años a su padre, a quien la niña no visitaba desde que ocurrió el presunto abuso.

Hace dos años, la madre de la menor, separada de su expareja por sufrir violencia de género, se dio cuenta que su hija regresaba angustiada de las visitas que tenía con su padre. Por eso, decidió llevarla a una consulta psicológica, donde le confirmaron que su hija estaba siendo abusada. Con poco más de dos años, la nena señaló a su abuelo paterno como el responsable.

Juzgado Riojano obliga a una nena de 4 años a vivir con su presunto abusador

La madre no ve a su hija hace 50 días, desde que el Juzgado otorgó la custodia al papá, quien vive con su padre, es decir, el acusado de abuso sexual infantil. La Jueza Cabral responsabilizó a la mujer de impedir el contacto con el progenitor y argumentó que el informe médico no exhibe signos de abuso sexual ni traumas psicológicos, pero sí un daño psicológico en la menor por no ver a su papá.

“Me siento impotente al no poder protegerla, me preocupa que la Justicia no la esté escuchando. Yo soy un canal, ella habló y yo le creí, la estoy acompañando. Quiero que mi hija pueda vivir una infancia libre”, expresó la mamá entre lágrimas.




Comentarios