Tomy, el chimpancé de La Plata, que tiene un fuerte vínculo con su cuidador y podría ser declarado “sujeto de derecho”

Tomy es uno de los tres chimpancés que quedan en todo el país.

El chimpancé de La Plata que podría ser designado como "sujeto de derecho".
El chimpancé de La Plata que podría ser designado como "sujeto de derecho". Foto: Marcos Gómez

Esta es la emocionante historia de Tomy, un chimpancé que vive en el Bioparque de La Plata, el ex zoológico de la ciudad. Tiene 47 años y un fuerte vínculo con su cuidador desde que es un cachorro. Hoy es uno de los tres chimpancés que quedan en el país y su cuidador reclama que sea reconocido como “sujeto de derecho”.

Martín Davids cuida a Tomy desde hace más de 40 años, cuando el chimpancé era un cachorrito, llegó a sus brazos cuando él trabajaba en el Zoo de La Plata en 1980, como guía. Allí apareció Tomy, que le pertenecía a hombre que trabajaba en el circo y maltrataba al animal con pocos años de vida.

“Para paliar el mal cuidado decidí quedarme y, de alguna manera, yo también quedé enjaulado”, explicó Davids en una entrevista con Infobae, al contar que cambió su sueño de ir a África por quedarse en el Zoo de La Plata para asistir a los animales.

Tomy, el chimpancé de La Plata
Tomy, el chimpancé de La Plata Foto: Marcos Gómez

Luego conoció a Tomy y se enamoró por completo, ambos conectaron desde el principio y allí nació una relación que duraría para siempre. Hoy, más de 40 años después, su vínculo continúa y, aunque Martín ya se jubiló, sigue visitándolo una vez por semana.

La historia de Tomy, el chimpancé de La Plata

Tomy vivía solo en el Zoo hasta el 2001 cuando llegaron tres nuevos compañeros aunque, lamentablemente, no se llevaron bien. “Ahí la cosa se complicó. Tomy no sabía ser chimpancé. Mucho menos ser un buen líder. Como él era el macho más fuerte, acaparaba bananas y acaparaba la paja cama que le daban para dormir y los demás se quedaban con poca banana y poca cama. Su socialización fracasó”, expresó su cuidador. Años más tarde, tuvieron que ser separados tras un ataque que sufrió Tomy por parte de los otros chimpancés; “Casi lo matan”, contó Davids.

Más adelante, ocurriría otro hecho que casi termina con la vida de Tomy: un día escapó. “Menos mal que vivía cerca. Tenía terror de que lo acribillaran a tiros. Porque los chimpancés, cuando están nerviosos o ven algo que no les gusta, hacen un alarde de fuerza, tiran cosas y van como zapateando para asustarte. Cuando llegué lo encontré en un lugar alejado del perímetro externo del zoológico”, explicó Davids a Florencia Illbele.

El fuerte vínculo entre ambos de más de 4 décadas.
El fuerte vínculo entre ambos de más de 4 décadas. Foto: Marcos Gómez

“Sin imponerme, traté de que él no se alejara y, de a poco, intenté que me siguiera para entrar jugando a su ambiente. Pero no ocurría: pasaron dos, tres horas y nada. En ese momento todavía vivía un chimpancé adulto al que nunca juntaron con Tomy, justamente para evitar que lo dañara. Se llamaba Jesús. ¿Qué hice? Aproveché que Jesús hizo un grito, me acerqué a él y empecé a gritar como si me estuviera atacando. Surtió efecto. Tomy, que estaba ‘disfrutando’ de su paseo por el zoológico, se olvidó de ese disfrute y para defenderme volvió a meterse en su ambiente. Me sentí un traidor, pero aliviado porque sabía que era lo mejor para él”, contó.

El urgente pedido del cuidador de Tomy

Este último tiempo, Martín estuvo preocupado por el futuro de Tomy, sobre todo por dos razones: en 2017 se jubiló del Zoo y se convirtió en el Presidente de la Fundación Zoo Arca de la Plata. Él quiso llevar a Tomy a un espacio de “conservación compasiva”, llamado “Sorocaba”, en Brasil, pero finalmente, no pudo hacerlo.

La otra razón por la cual su cuidador se sentía intranquilo fue porque en 2019, Judy, la compañera chimpancé de Tomy, falleció y su cuidadora no pudo obtener sus cenizas, a pesar de reclamarlas. “El ‘Sujeto de Derecho’ para Tomy tiene que ver con este lamentable antecedente de Judy. Cuando él fallezca, también pretendo que donde tiren mis cenizas, porque las voy a hacer desparramar en algún lugar natural, las junten con las cenizas de Tomy”, indicó.

Fue por esas razones que Davids comenzó a reclamar que se lo reconozca como un “sujeto de derecho”. Además, porque él sabe perfectamente que este chimpancé no puede socializar con otros, por lo que no puede estar en cualquier lado.

La increíble relación del chimpancé con su cuidador
La increíble relación del chimpancé con su cuidador Foto: Marcos Gómez

“El punto es qué es lo mejor para él. Justamente, lo de declararlo ‘Sujeto de Derecho’ tiene que ver con eso, no solamente con las cenizas. Si el día de mañana la situación cambia, nadie puede impedir que Tomy se vaya a otro lugar mejor para su vida si donde está dejara de serlo. Hoy ese lugar es La Plata, pero en el futuro no lejano, quizás cambie”, indicó.

Temas Relacionados