Un grupo de adolescentes sorprendió al celador del Instituto de Recepción Francisco Legarra y se fugaron. Los menores golpearon al adulto, llegaron al patio y, tras saltar el alambrado, escaparon a campo abierto. Hasta el momento cuatro de los prófugos fueron recapturados.

//Mirá también: Pidió un remis para escapar de la Comisaría

El violento episodio se produjo en el establecimiento ubicado en 520 y 226 en la localidad de Abasto, según detalla 0221. La entidad depende del ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires.

Los menores tienen entre 16 y 18 años y sus prontuarios son diversos y abultados: “robo”, “robo agravado”, “robo agravado con homicidio criminis causa”, “tentativa de homicidio”, “homicidio”. Hasta el momento solo cuatro fueron localizados por la Policía y continúa la búsqueda de los demás. El celador agredido se recupera del golpe que recibió en el rostro y está fuera de peligro.

Información sobre el Instituto de Recepción Legarra

En el momento de la fuga había 29 menores en el Instituto de Recepción Francisco Legarra y unas siete personas a cargo de custodiarlos. “Los pibes sacan cuentas: saben que la guardia más numerosa es de ocho trabajadores, y que ellos son cerca de 30. Puede que se hayan fugado por falta de personal”, relató uno de los empleados a Clarín.

Al mismo tiempo contó que las instalaciones no están en condiciones y que algunos trabajadores “llevan seis meses sin cobrar”. En cuanto a la capacidad señaló: “También tenés hacinamiento: había 29 jóvenes en un espacio en el que debería haber 20 como máximo”.

//Mirá también: Escaparon al menos siete jóvenes de un instituto de menores de La Plata

En los últimos meses ingresó una camada de pibes con experiencia en fugas y motines en otros institutos, y que son reincidentes. Ellos son los que se fugaron”, remarcó.