El hecho habría ocurrido cerca de la 1 de la madrugada de este lunes cuando el personal policial que se hallaba cumpliendo la guardia nocturna, alcanzó a escuchar ruidos que provenían de la parte externa lateral del edificio lindante.

Según se indicó se pudo observar desde la ventana de la oficina del Oficial de Servicio un brazo saliendo de la ventana del calabozo. Se alcanza a visualizar la sombra de una persona y procediendo a dar la voz de alto, el individuo intenta saltar el paredón de dicho edificio. El deseo del preso no pudo concretarse ya que fue rápidamente reducido por los efectivos.

El interno es de apellido Yañez, quien actualmente está alojado en la Comisaría Tercera.

El individuo de apellido Yañez fue sorprendido por la guardia de policía nocturna y no pudo lograr su objetivo.El Patagónico

El personal policial pudo constatar que el ventiluz del calabozo, donde se alojan varios internos, además de Yañez, se encontraba sin malla metálica. Si bien la misma estaba soldada, en ese momento estaba dañada y abierta en su totalidad.

Seguidamente se realizaron diligencias de estilo conjuntamente con personal División Gabinete Criminalístico de Caleta Olivia, en la parte externa e interna del calabozo, procediéndose al secuestro de una pinza metálica con mango color rojo, tres hierros con punta, una estructura metálica (malla), un teléfono celular, de color negro, sin chip y memoria y dos billetes de $100 pesos cada uno.

Luego de brindar el testimonio de lo sucedido, uno de los policías precisó que momentos antes de la presunta fuga, había observado un remis estacionado frente a la dependencia policial y en virtud que no descendía nadie se acercó al vehículo y consultó al conductor. El mismo le respondió que el interno Yáñez le había pedido que lo buscara.