Dos guacamayos azulamarillo (Ara arauna), una especie que está en peligro de extinción, nacieron en el Bioparque de La Plata en el marco del trabajo de conservación y protección de las especies que permanecen en el predio.

Desde el Bioparque, que depende de la Secretaría de Espacios Públicos, informaron que el nacimiento se produjo días atrás y que los pichones “se encuentran en buen estado de salud”.

“Las aves son cuidadas por profesionales del propio Bioparque. Esta es una gran noticia ya que también es un aporte para contrarrestar la pérdida de biodiversidad, dado que la especie está en peligro”, señaló José Etchart, el responsable del área.

Este tipo de guacamayo habita en América del Sur (sectores de Colombia, Brasil, Perú, Bolivia) y uno de los comportamientos más curiosos es que forma pareja ya no se separa. Se considera en peligro, ya que en muchas zonas ha mermado la población como consecuencia de las actividades ilegales como la caza y el tráfico.

Anidan cada dos años entre los meses de agosto y enero, en sus hábitats naturales cavan agujeros en los troncos de los árboles y palmeras, y la hembra generalmente pone dos o tres huevos.