Durante la madrugada en La Plata, fueron desarticuladas dos fiestas clandestinas de las que participaban un total de 110 personas. Los operativos, en el marco del aislamiento obligatorio por al pandemia de coronavirus, fueron realizados por agentes de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano con el apoyo de la policía bonaerense.

De una de las fiestas participaban 70 jóvenes. Se desarrollaba en una vivienda ubicada en la calle 414 entre 152 y 153, en la localidad de Arturo Seguí. Los agentes labraron infracciones a los organizadores por violar el Decreto de Necesidad y Urgencia 576/2020 y el artículo 45 de la Ordenanza municipal N° 6147.

Horas después, se llevó a cabo un operativo similar en un local comercial ubicado en diagonal 74 entre 46 y 8, en pleno centro platense, donde se habían reunido alrededor de 40 personas.

"Venimos haciendo un gran esfuerzo como sociedad para superar esta pandemia, pero no podemos relajarnos, este tipo de reuniones sociales en donde no se toman en cuenta las medidas de protección dispuestas son las que más en riesgo nos ponen ante situaciones de contagio", sotuvo la secretaria de Control Ciudadano, Virginia Pérez Cattaneo.

"Por eso además de las tareas de prevención y concientización que se llevan a cabo, vamos a actuar con todo el peso de la ley, para que se comprenda la gravedad de estas acciones", agregó la funcionaria y pidió a los vecinos "que ante fiestas clandestinas llamen y denuncien".

En ambos casos, las actuaciones labradas prevén sanciones económicas y penales, que van desde una multa de hasta 133.000 pesos (artículo 45 de la Ordenanza Municipal N° 6147), a la pena de prisión de entre seis meses a dos años prevista en el Artículo 205 del Código Penal, para quienes organicen o participen de este tipo de eventos.

Las denuncias pueden realizarse al 147 de Atención al Vecino o al 911 de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.