Cuatro delincuentes asaltaron la Iglesia San Francisco de Asís de La Plata y, tras golpear al sacerdote, escaparon con 10 mil dólares, el cáliz de oro utilizado en las misas, un revólver y un auto.

Oucrrió durante la madrugada, cuando cuatro delincuentes encapuchados y armados entraron a la Iglesia - ubicada en calle 12, entre 68 y 69 - mientras el sacerdote, Jorge Roberto López Ibañez (63), dormía. Lo despertaron amenazándolo y lo maniataron.

A pesar de que el hombre no se resistió, los delincuentes lo golpearon con la culata de un arma en la cabeza. Tras apoderarse de una suma cercana a los 10 mil dólares, algunas joyas, un arma de fuego y hasta el cáliz de oro que se utiliza para las misas, escaparon en un automóvil Peugeot 504 en el que habían llegado. También se llevaron el automóvil del sacerdote.

Cuando logró liberarse, el sacerdote pidió ayuda a un local de sepelios cercano, desde donde dieron aviso a la policía, que al poco tiempo inició la búsqueda de los asaltantes, que aún permanecen prófugos.

​López Ibañez debió ser atendido por personal del SAME por los golpes recibidos en la cabeza.