Con el dinero del Fondo Social - que se reunió a partir del recorte salarial de funcionarios municipales - la Comuna adquirió 180 mil kilos de alimentos, que serán destinados a comedores y familias que lo necesiten.

El Fondo Social, que fue creado en marzo a partir de un decreto del intendente Julio Garro, está compuesto por el recorte de los salarios de la planta política, pauta publicitaria y gastos no prioritarios en el contexto de la pandemia.

"El mismo tiene como objetivo reorganizar los recursos municipales, con el fin de hacerle frente a la asistencia sanitaria y social ante el avance del Covid-19 en el Partido", se detalla en un comunicado.

"Con el dinero que donaron los funcionarios al Fondo Social, adquirimos 24 mil kilos de pollo, 84 mil kilos de verdura y 72 mil kilos de alimentos secos. Esos alimentos los distribuimos a través de los comités de crisis barriales", detalló el intendente en su cuenta de Twitter.