"Me fui llorando a los gritos", declaró Emma Virginia Creimer. En el hospital constataron que presentaba lesiones coincidentes con su relato.


La reconocida perito forense y médica, Emma Virginia Creimer (50), denunció al juez civil de La Plata, José de Oliveira, por haberla manoseado e intentado violarla en el domicilio del magistrado, ubicado el barrio La Loma de la capital bonaerense.

El hecho ocurrió el 3 de enero pasado, luego que el juez la asistiera con un problema que había sufrido con el auto. La denuncia fue formalizada en el gabinete de Delitos Sexuales de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) platense.

Según medios locales, los involucrados en el caso se conocían por motivos laborales desde hace 15 años, pero actualmente sólo mantenían contacto por redes sociales. “Comentaba mis fotos y mis estados, sabiendo que yo me había divorciado en 2018 y que pasaba por reiterados momentos de tristeza”, reveló la mujer en la denuncia, a la que tuvo acceso el Diario El Día.

De Oliveira y Creimer se juntaron en la casa del magistrado a tomar mate, pero la situación se fue tornando incómoda para Creimer. “Me dijo que no podía ofrecerme una relación estable”, algo que “no tenía nada que ver con la conversación” que estaban manteniendo.

Sin embargo, el juez insitió con el tema, y luego le dijo: “Estás ahí sentada, enfrente mío, con tan poca ropa que me generás cosas, mirá cómo me estoy poniendo”. En ese momento, la denunciante se levantó de su silla y le dijo que se tenía que ir.

“Cuando me paré y me dí vuelta me agarró de atrás de la cintura, me giró y me empezó a besar en la boca y en la cara mientras yo trataba de empujarlo y sacármelo de encima”, relató la víctima. “No me soltaba y me empujaba mientras trataba de sacarme la ropa, metiéndome la mano debajo del top”, contó.

Luego de un forcejeo violento, la mujer logró escapar. “Subí a mi camioneta con ganas de vomitar del olor que me había quedado en la cara. Me fui manejando y llorando a los gritos”. En el Hospital Rossi constataron que tenía lesiones “en los dos brazos, excoriaciones en el lugar donde estuvo tirando para sacarme el corpiño y dos moretones redondos en el glúteo derecho”.




Comentarios