Aunque la abogada defensora pidió su absolución invocando el “beneficio de la duda”, el Tribunal en lo Criminal nº 3 (TC3) de Jujuy aplicó una severa condena a un hombre que llegó a juicio acusado de haber abusado sexualmente en varias ocasiones de una niña, en La Quiaca. La víctima, de 11 años de edad, era la hija de su concubina.

Como representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA), el fiscal Alejandro Maldonado requirió en su momento la elevación a juicio de la causa y en ese marco planteó que el hombre -identificado por sus iniciales L.A.L.F. para preservar a la víctima- debía ser acusado por cuatro hechos delictivos cometidos entre los años 2017 y 2019.

En su relato, el funcionario indicó que el primero de los aberrantes episodios se produjo en circunstancias en que “la niña se encontraba durmiendo en una vivienda de La Quiaca, donde convivía con su madre y el imputado -pareja de la mujer-, éste procedió a tocar las partes íntimas del cuerpo de la menor”.

El Tribunal en lo Criminal n°3 integrado por las juezas María Margarita Nallar -presidente de trámite-, y Ana Carolina Pérez Rojas, y el juez Mario Ramón Puig.(Archivo Vía Jujuy)

Posteriormente, en los meses de noviembre y diciembre del año 2018, también aprovechando que “la niña se encontraba durmiendo en la habitación de la casa, el acusado abusó de la menor accediéndola carnalmente”, en dos ataques diferentes.

También señaló Maldonado que en enero del 2019, en la misma vivienda en la que el ahora condenado convivía con la niña, “procedió nuevamente a tocar a la menor en sus partes íntimas”.

Por todo esto, el sujeto fue acusado de haber cometido los delitos de “abuso sexual simple agravado por la convivencia (dos hechos), y abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia (dos hechos), en concurso real”.

Ante la ocurrencia de estos dramáticos episodios, Maldonado solicitó al TC3 que se aplique al acusado la pena de 20 años de prisión.

Finalmente este jueves el Tribunal integrado por las juezas María Margarita Nallar y Ana Carolina Pérez Rojas, y el juez Mario Ramón Puig, condenó a L.A.L.F. a la pena de 13 años y seis meses de prisión efectiva por encontrarlo autor material y responsable de los hechos descriptos y ocurridos en La Quiaca -ciudad fronteriza ubicada a 284 km al norte de San Salvador de Jujuy- que tuvieron como víctima la niña de 11 años hija de su pareja.

No funcionó el “beneficio de la duda”

Los magistrados ordenaron además la obtención de los perfiles genéticos del condenado, a efectos de su incorporación al Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.

La defensa técnica del imputado estuvo a cargo de la defensora oficial Natalia Soledad López, abogada integrante del equipo del Ministerio Público de la Defensa Penal, quien pidió la absolución del hombre por el beneficio de la duda en los tres primeros hechos descriptos, al considerar que “fueron cometidos por otra persona”; mientras que negó que su defendido hubiese cometido el cuarto hecho.

Voceros del Departamento de Prensa y Relaciones Públicas del Poder Judicial de Jujuy apuntaron que para este juicio la secretaría del Tribunal estuvo a cargo de Rodrigo Burgos e indicaron que los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer dentro del plazo establecido en el Código Procesal Penal de la Provincia, fecha a partir de la cual las partes podrán solicitar su revisión ante una instancia superior al Tribunal de juicio.

En Jujuy existe la línea gratuita 102 dependiente de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, para la atención de cualquier caso de emergencia de situación de vulneración de derechos de niños, niñas o adolescentes.