Cifras récords alcanzó en Jujuy la cosecha sustentable de fibra de vicuña

La temporada 2022 de chakus -la esquila sustentable de fibra de vicuña- realizada por las Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas finalizó con un balance altamente positivo en Jujuy.
La temporada 2022 de chakus -la esquila sustentable de fibra de vicuña- realizada por las Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas finalizó con un balance altamente positivo en Jujuy. Foto: Vía Jujuy

La temporada 2022 hizo historia, con la mayor cantidad de chakus realizados y la mayor cantidad de fibra acumulada.

Un total de 854 kilos de fibra de vicuña cosechó Jujuy en la temporada pasada con la realización de 36 esquilas sustentables que llevaron a cabo las comunidades andinas manejadoras de vicuñas, informó el Gobierno provincial. La cifra es superior al 2021 cuando se pudo cosechar 784 kilos de fibra de vicuña en 28 chakus -vocablo quechua que significa captura de vicuña- junto a 16 comunidades.

“La historización del proceso da cuenta que 2022 es el año en el que se ha realizado la mayor cantidad de chakus y se ha obtenido la mayor cantidad de fibra desde el inicio de estas prácticas en 2014 cuando se comenzó con tres chakus y se obtuvo 40 kilos de fibra”, refiere un reporte oficial.

La fibra de vicuña es un producto de alto valor en el mercado y por ello los ejemplares -que sólo se reproducen y sobreviven en silvestría- están en situación de vulnerabilidad ante la caza furtiva.
La fibra de vicuña es un producto de alto valor en el mercado y por ello los ejemplares -que sólo se reproducen y sobreviven en silvestría- están en situación de vulnerabilidad ante la caza furtiva. Foto: Vía Jujuy

En la pasada temporada se capturó en total 5.858 ejemplares, de los que fueron esquilados 3.862 animales, con una tasa de mortalidad del 0,52%.

“El valor de este proceso productivo sustentable es, por un lado, mejorar la cosecha de fibra ya que genera una economía alternativa para el desarrollo local de las comunidades originarias de la Puna que habitan el territorio que es área de distribución de la especie, mejorando su calidad de vida”, destacó el Gobierno de Jujuy en la publicación.

UNA ACTIVIDAD CON SÓLIDO MARCO LEGAL

Asimismo, con el manejo de la especie en silvestría se ayuda a la protección de una especie que estuvo en peligro de extinción y que hoy tiene un importante nivel de conservación. En este plano cabe señalar que la vicuña está protegida por las leyes provinciales n° 5.634, n° 3.014, n° 5.063, y las leyes nacionales n° 25.337 y n°22344.

El proceso encarado como política de protección a la biodiversidad y apoyo al desarrollo sustentable de las comunidades, inició en 2014 con tres chakus y una cosecha de 40 kilos de fibra, continuó en 2016 con nueve chakus en los que participaron ocho comunidades que cosecharon 139 kilos de fibra y en 2021 se hizo 28 chakus junto a 16 comunidades que cosecharon 784 kilos de fibra.

"Ha sido un año récord y este es un gran paso para las comunidades de la puna que tienen una producción sustentable y para la biodiversidad porque se produce sin perjudicar a las poblaciones de vicuñas silvestres", destacaron voceros de Medio Ambiente.
"Ha sido un año récord y este es un gran paso para las comunidades de la puna que tienen una producción sustentable y para la biodiversidad porque se produce sin perjudicar a las poblaciones de vicuñas silvestres", destacaron voceros de Medio Ambiente. Foto: Vía Jujuy

Las autoridades hicieron notar que a través de los equipos técnicos de la Dirección de Protección a la Biodiversidad y Áreas Protegidas, el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático está involucrado desde el inicio con capacitaciones para incrementar sustancialmente el proceso y los estándares de bienestar animal.

Los 36 chakus del año recientemente finalizado fueron realizados con las comunidades de Suripujio, Larcas, Inti Cancha, Quirquinchos, Los Manantiales de Barrios, Escobar, Cholacor, El Cóndor, Cieneguillas de Azul Casa, Corral blanco, Oratorio, Cabrería, Quera, Aguas Calientes, Quebraleña, Lagunillas del Farallón, Coyaguayma, y Olaroz Chico.

Jujuy, que el año pasado envió el primer embarque de fibra de vicuña a Italia, produce una fibra de alto valor por su calidad y color con gran demanda en la industria de la alta costura.

Temas Relacionados