Durante un operativo de control desplegado por la Policía local en una zona limítrofe con Bolivia, en proximidades de un espejo de agua conocido como laguna de Vilama, al noroeste de la Puna jujeña, dos cazadores furtivos fueron sorprendidos con 45 cueros de vicuñas, mientras que al sur de la provincia un retén de Gendarmería Nacional halló en el baúl de un auto ejemplares de aves conocidas como loros habladores que eran transportados hacinados y en cajas.

//Mirá también: Extraño caso de niña jujeña que apareció en Salta, sola y con 250 mil pesos

En el primer hecho tuvieron participación miembros del Cuerpo de Infantería de la Unidad Regional nº 5 de Lagunillas de Farallón, personal de la subcomisaría de Cusi Cusi y el guardaparque de la Reserva provincial Alto Andina de la Chinchilla, Sixto Llampa, del Ministerio de Ambiente.

El reciente hallazgo de dos vicuñas muertas a las que se les había extraído el cuero, dio lugar al operativo que permitió atrapar a uno de los cazadores ilegales.(Archivo Vía Jujuy)

Mientras el grupo realizaba un recorrido por el lugar -a unos 243 km de San Salvador de Jujuy-, al pie del cerro Tinte alcanzaron a divisar a dos individuos que transportaban varios bultos a lomo de burros.

Al percatarse de la presencia policial, los cazadores intentaron escapar, pudiendo ser aprehendido solo uno de ellos a corta distancia. El sujeto, de nacionalidad boliviana, fue demorado, mientras que el otro logró darse a la fuga, según dio a conocer la Policía de la Provincia.

Tanto el hombre como la carga fueron llevados a un destacamento policial en cercanías de la localidad de Lagunillas de Farallón, donde en presencia de testigos se procedió a abrir los bultos secuestrados, constatándose que en el interior se hallaba un total de 45 cueros de vicuñas, especie protegida en la región y por lo cual cuya caza esta totalmente prohibida.

Al pie del cerro Tinte, los policías y el guardaparque de la zona, con los bultos secuestrados a los cazadores.(Archivo Vía Jujuy)

Entre otros elementos, según se informó finalmente, también se había en las pertenencias de los cazadores cartuchos de arma de fuego calibre 22, por lo que el hombre aprehendido quedó demorado en la dependencia policial, a disposición de la Justicia.

EL CASO DE LOS LOROS HABLADORES

Una decena de loros habladores de la especie Amazonas Aestiva, que eran transportados hacinados en cajas, fueron incautados por la Gendarmería Nacional en un procedimiento realizado en la localidad de Pampa Blanca, 56 km al sur de la capital provincial.

El hallazgo se produjo en un puesto de control apostado sobre la ruta nacional 34, donde arribó un auto conducido por hombre mayor de edad que se dirigía hacia Salta, informó la fuerza de seguridad.

Al pasar por el control vehicular, el conductor mostró signos de nerviosismo, lo que generó sospecha en los oficiales, ante lo cual le requirieron revisar el baúl del automóvil, lo que derivó en el hallazgo de tres cajas de cartón.

Ejemplar de loro hablador (Amazona aestiva). Diez de estas aves, hacinadas y en cajas, eran transportadas de manera ilegal en un vehículo particular.(Archivo Vía Jujuy)

//Mirá también: Industriales italianos quieren comprar fibra de vicuña esquilada en Jujuy

Con la presencia de testigos, el personal abrió las cajas y descubrió que en su interior se encontraban atrapados “diez loros de diferentes tamaños hacinados y en malas condiciones”, por lo que se procedió a realizar las actuaciones de rigor, informaron fuentes de la Gendarmería.

A través de la Fiscalía de Investigación Penal de Perico se imputó al conductor por el delito de transporte ilegal de fauna silvestre, según determina la ley 22.451 en su artículo 27, y tomó intervención el Ministerio de Medio Ambiente de Jujuy, derivando las acciones al Centro de Atención de la Fauna Autóctona de Jujuy (CAFAJu) para el rescate de las especies autóctonas.