En la localidad de Barrios, departamento Yavi, provincia de Jujuy, una celebración comunitaria dio comienzo al “año vicuñero”. En este periodo 2022 se buscará ampliar cuantitativamente la esquila sustentable de vicuñas en silvestría junto a las comunidades de Quirquinchos, Inti Cancha, Larcas, Quera y Aguas Calientes, Suripugio, Coyahuaima, Barrios, Lagunillas del Farallón, Quebraleñas y Olaroz Chico, integrantes de Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas (CAMVI).

//Mirá también: Industriales italianos quieren comprar fibra de vicuña esquilada en Jujuy

La esquila sustentable de vicuñas -práctica ancestral denominada “chaku”- no sólo tiene como objetivo la preservación de la especie, sino también constituye un apoyo al desarrollo local y al desarrollo de las comunidades como economía alternativa, resaltaron fuentes oficiales.

Las ministras de Ambiente y Cambio Climático, María Inés Zigarán, y de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura, dieron por iniciado el "año vicuñero" en Jujuy. Foto: Vía Jujuy

Un dato relevante es que un kilo de fibra de vicuña se cotiza en el mercado internacional en aproximadamente unos 500 dólares / 400 euros.

El propósito fundamental de las esquilas que se lleva adelante en Jujuy dentro de un plan gubernamental es también impulsar y eficientizar los procesos, incrementando la cantidad de kilogramos de fibra acopiados, e incursionar en agregado de valor y manufactura.

LAS VENTAJAS DE LA ESQUILA SUSTENTABLE

El evento de comienzo de temporada se concretó con la presencia de comunidades, autoridades locales, provinciales y nacionales. Así es como en esta ocasión la ministra de Ambiente y Cambio Climático, María Inés Zigarán, participó del acto de inicio de la temporada acompañada por la secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sostenible Estefanía Sánchez Cuartielles, y el director de Protección a la biodiversidad y Áreas Protegidas, Daniel Zenón.

En ese marco Zigarán agradeció a las autoridades de los organismos que trabajan de manera coordinada con las comunidades para realizar estos procesos, ratificando “el compromiso del gobernador Gerardo Morales de fortalecer el modelo de desarrollo local y la política ambiental”.

Manifestó asimismo la Ministra de Ambiente que “desde el inicio de la gestión se transita por un camino de crecimiento de esta actividad, con un balance positivo de los indicadores de esquila sustentable y el estado de preservación de la especie, garantizando la conservación de las vicuñas con la presencia de las comunidades en el territorio, con las políticas públicas, convenios internacionales y normativas provinciales”.

Agregó además que el Gobierno de la Provincia “acompaña y profundiza” este modelo para que “continúen siendo las comunidades indígenas las protagonistas y las beneficiarias principales” de estos procesos, junto a otros organismos provinciales y nacionales.

Mujeres y hombres de las comunidades de la Puna jujeña participan activamente de los chakus.

OPORTUNIDADES, PERO TAMBIÉN AMENAZAS

En el encuentro en Barrios -situada 302 km al norte de San Salvador de Jujuy-, la Ministra reseñó asimismo que “hubo un proceso de recuperación de la especie -antes en peligro de extinción-, a partir de que las comunidades decidieron iniciar el aprovechamiento de cosecha de la fibra de vicuñas en silvestría, sumando avances en términos de cosecha y de comunidades que participan de este modelo de trabajo que es muy valioso, en donde participa el Estado provincial como autoridad de aplicación de la ley provincial y organismos nacionales y fundamentalmente las comunidades que habitan los territorios que son áreas de distribución de las vicuñas”.

“Tenemos desafíos por delante en este año -siguió diciendo- vinculados a la formación de equipos técnicos locales y a la lucha contra la caza furtiva, además de buscar la implementación de un modelo de comercialización de la fibra, fortaleciendo las capacidades que ya hay en las comunidades, ayudando a su arraigo”, finalizó la funcionaria.

//Mirá también: Fibra de vicuña: proyectan producir en la Puna jujeña textiles de exportación

También estuvieron en el acto inaugural la ministra de Desarrollo Humano, Natalia Sarapura; la decana de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNJu, Noemí Bejarano; el secretario de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad, Ernesto Albín; el jefe del Departamento Contravencional, Hugo Adaro; la coordinadora de Relaciones con la Comunidad circuito Norte, Mirta Juárez; el comisionado de Barrios, Mario Estrada; el director de INTA Abra Pampa, Marcelo Echenique; funcionarios provinciales y locales; y referentes de comunidades indígenas integrantes de la organización Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas (CAMVI).