En su reciente sesión ordinaria el Concejo Deliberante capitalino sancionó la ordenanza N° 7.474/20 referida a la ocupación del espacio público en la jurisdicción de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, instrumento acerca del cual el presidente del cuerpo, Lisandro Aguiar, opinó que resulta “una ordenanza muy interesante” en virtud de que hubo “un trabajo muy arduo en las distintas comisiones” internas de ese parlamento.

En ese plano el legislador radical indicó que, convocadas a aportar elementos para el debate, “nos han visitado cuatro instituciones de vendedores ambulantes, la Unión Empresarios de Jujuy, la Cámara PyME de la provincia, también el Centro de Empleados de Comercio”.

En el transcurso de esa ronda de encuentros “hemos recepcionado aportes de distintos sectores” que han hecho que resulte “sumamente interesante lo que surge de la ordenanza, porque -entre otros ítems- establece un fondo para lo que es el desarrollo y la capacitación del sector de la economía popular”, señaló Aguiar.

Ese fondo estará conformado con “un treinta por ciento de todos los tributos que abonen” los actores de sector, como también “se ha establecido un régimen para que los que estén al día no pagan los meses de enero y febrero de cada año, esto de manera continua”, subrayó.

El Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy sancionó una ordenanza que regula la ocupación del espacio público en la ciudad.(Archivo Vía Jujuy)

En el articulado de la nueva legislación también se estipuló “rebajas de algunas tasas que pagan por la ocupación del espacio público”, esto entre otros “muchos elementos, que lo que buscan es otorgar derechos a cada uno de los sectores de la economía popular y creemos que eso es fundamental”, enfatizó.

Otros asuntos relevantes del orden del día de esta sesión del Concejo Deliberante fueron el presupuesto municipal y la ordenanza impositiva para el período 2021.

“El presupuesto es el cálculo de ingresos y recursos, y la impositiva es lo que permite tener recursos al municipio a través de los tributos que son propios”, explicó con claridad Aguiar.

Respecto del primero, apuntó que “se ha establecido una pauta de un treinta por ciento de incremento” sobre el monto vigente en el año que termina.

“Estamos hablando de un presupuesto que ronda los ocho mil millones de pesos, que tiene gran parte de los flujos de los gastos corrientes destinada al pago de salarios”, lo que ronda un 85%, puntualizó el edil.

Señaló asimismo que el presupuesto municipal para el año próximo considera “una partida de obras públicas de alrededor de trece millones de pesos” y puso en relieve que merced “al debate y el diálogo con los concejales, se han aumentado algunas partidas. Para destacar, están la partida destinada a la lucha contra la violencia de género”, que de tres millones de pesos pasará a ser de cuatro millones, mientras que el denominado “presupuesto participativo” se incrementará en el orden de un 10% para llegar a diez millones de pesos, describió Aguiar.