"Uno de los motivos por los que estamos en Jujuy es que el Banco admitió una declaración donde se abstiene de financiar cualquier proyecto de energía eléctrica con carbón", destacó el presidente ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Dante Mossi, en el marco de su visita a la provincia.

El BCIE realizó en San Salvador de Jujuy su 59a. asamblea, la que concluyó con compromisos de sustentabilidad y de mayor transparencia para los Estados miembros, un mensaje positivo de "unión entre los lazos" de los países de la región.

La decisión de no de financiar proyectos de energía eléctrica con carbón es "un método" para ser "consecuentes con las medidas de cambio climático" y apoyar las energías "renovables y limpias" como los proyectos de energía solar que se desarrolla en Jujuy, lo cual -expresó el entrevistado- es "una manera de ayudar al planeta a recuperarse de los daños causados por el efecto invernadero".

Estos son mensajes "positivos" que, a su juicio, sirven de "impulso" a su administración para continuar con los "esfuerzos de inversiones regionales que tengan un beneficio global".

Dr. Dante Mossi, presidente Ejecutivo del BCIE

Acerca de las deliberaciones en Jujuy, puso en relieve Mossi que los resultados obtenidos son "muy contundentes" y afirmó que algunos de los consensos alcanzados no habían ocurrido en los 58 años que tiene de vida la institución.

"Hemos cambiado un estatuto de confidencialidad a un estatuto de acceso a la información pública, un estatuto que tiene 58 años y lo estamos cambiando ahora", remarcó.

A partir de esto el Banco podrá publicitar algunas de sus operaciones y contrastar los resultados de los impactos, y así ponerlos "en línea" con otras instituciones de alcance mundial, explicó Mossi.

Con una agenda que se extendió hasta este sábado, el BCIE celebró su reunión anual San Salvador de Jujuy con la participación, entre otras autoridades, de los ministros de Hacienda, Economía y Finanzas de los países miembros.

En la apertura estuvieron junto a Mossi, el gobernador Gerardo Morales y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio.

Encabezaron la reunión del BCIE en Jujuy el gobernador Gerardo Morales; el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; el presidente de la Asamblea de Gobernadores del BCIE, Donald Guerrero; el presidente Ejecutivo del organismo, Dante Mossi; el vicepresidente ejecutivo del Banco, Alejandro Rodríguez Zamora; y el secretario de la Asamblea de Gobernadores del BCIE, Héctor Guzmán.

El BCIE, fuente de financiamiento multilateral para el desarrollo en Centroamérica, está integrado por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica como países fundadores; Panamá, República Dominicana y Belice como no fundadores y México, Taiwan, Argentina, Colombia, España y Cuba como extrarregionales.

Justamente con México se ha producido uno de los intercambios más relevantes, apuntó el Presidente de la institución, ya que será en ese país donde se producirá la próxima reunión del grupo.

"Estamos apoyando proyectos regionales que benefician a todos los países y es un recurso muy fuerte para trabajar en temas ferroviarios, del comercio marítimo entre Centroamérica y el Caribe, ahora que tenemos dos países en el Caribe (Cuba y República Dominicana)", destacó Mossi.

El BCIE, con sede en Tegucigalpa y oficinas en toda Centroamérica, fue creado en 1960 como brazo financiero de la integración y el desarrollo de la región, donde a lo largo de su trayectoria ha desembolsado más de 27.000 millones de dólares.

Los recursos de la entidad son invertidos en proyectos con impacto en el desarrollo para reducir la pobreza y las desigualdades, así como para fortalecer la integración regional y la inserción competitiva de los socios en la economía global.