La Asociación de Educadores Provinciales de Jujuy (Adep) reiteró este jueves su pedido a la autoridades de que se suspenda el dictado de las clases virtuales a los alumnos por la "afligente situación sanitaria" que atraviesa la provincia junto al "quiebre emocional y económico" de las familias.

El sindicato que agrupa a docentes de nivel inicial y primario insistió esta vez ante al gobernador Gerardo Morales con los términos de un requerimiento similar efectuado en agosto pasado al Ministerio de Educación y en el que los dirigentes dan cuenta además de diversas problemáticas educativas sobre las que requieren soluciones.

Plantearon que en aquella oportunidad no sólo no obtuvieron respuestas de la cartera educativa, sino que advierten "cierto hostigamiento" hacia docentes, con el "pedido de informes, relevamientos y de aportes imprevistos a cualquier hora de la noche y, sobre todo, sábados y domingos, vulnerando la privacidad de la familia docente".

Darío Abán, secretario general de ADEP Jujuy.

También reclaman la habilitación de mecanismos virtuales para la inscripción y actualización de legajos para el ingreso 2021, tal como se está implementando en otras jurisdicciones del país.

El gremio que conduce Darío Abán pidió además que se habilite el período de traslados, permutas y cambios de función para los docentes titulares y las convocatorias de los concursos de ascenso que debía realizarse este año.

De igual manera, exigen que se regularice el pago del salario familiar a provisionales y reemplazantes; una actualización de la bonificación por antigüedad; y que se facilite los trámites de jubilación, ya que están centralizados en oficinas de la capital provincial y no hay información oficial del estatus de los pedidos.

La Adep reiteró también la necesidad de paritarias salariales, fundamentadas en la "pérdida del poder adquisitivo sufrida en estos meses", en razón de lo cual "los sueldos de los docentes no pueden sostener la canasta familiar mínima necesaria para el normal desenvolvimiento familiar".