El operativo rastrillaje recorrió Olaroz Chico, Puesto Sey, Huancar y Catua.


Como parte de la estrategia implementada en las últimas horas en Jujuy en procura de hacer descender la curva de contagios de Covid-19, las autoridades activaron una batería de acciones en el terreno, como un operativo de rastrillaje orientado a testear a las personas con síntomas, localizadas en el primer anillo de contacto de casos confirmados de coronavirus.

Este procedimiento complementa la decisión de retroceder a la fase 1 de la cuarentena -lo que implica para este domingo la restricción total de circular en la vía pública-, a la vez de ampliar el testeo con pruebas PCR y determinar el aislamiento inmediato de las personas que hubiesen estado en contacto con casos positivos.

Agentes sanitarios y técnicos en laboratorio realizaron testeos en busca de Covid-19 en la Puna jujeña.

Fuentes del Ministerio de Salud explicaron que varios centenares de agentes sanitarios y técnicos en laboratorio debidamente identificados integran los equipos que concurren a los domicilios de personas con síntomas y contactos estrechos para efectuar tareas de “diagnóstico y educación para la realización de un aislamiento con las medidas de bioseguridad adecuadas”.

Así, además del testeo y la confección de la correspondiente ficha epidemiológica, el procedimiento en los hogares incluye la toma de temperatura a toda la familia, entrevista para detectar la necesidad de intervención del área Salud Mental, y el registro de situaciones socioambientales críticas para, de ser necesario, dar inmediata participación a equipos del Ministerio de Desarrollo Humano.

Los equipos hacen un relevamiento detallado de las familias de personas con síntomas y contactos estrechos.

Con esos lineamientos, en razón de la ola de contagios producida en el departamento Susques, los equipos de Salud fueron desplazados el jueves a las localidades Olaroz Chico, Puesto Sey, Huancar y Catua con la misión de testear a los familiares de los contactos positivos de trabajadores de las empresas mineras asentadas en el área.

Como se sabe, en particular uno de los proyectos de explotación de carbonato de litio de la región se vio fuertemente impactado por la propagación de la enfermedad, la minera Exar, que fue denunciada en la Justicia por el Gobierno provincial bajo la acusación de no cumplir la normativa sanitaria de prevención y con ello ser responsable de la cadena de contagios masivos que supera los 200 casos detectados hasta el momento.

En la Puna jujeña hubo un operativo de búsqueda activa de pacientes sintomáticos y contactos estrechos vinculados con los mineros del litio.

Otro foco de rastrillaje masivo estuvo puesto en las ciudades de Libertador General San Martín y Perico, mientras que el viernes comenzó el despliegue de los recursos en el sector peri-urbano de San Salvador de Jujuy, San Pedro y Fraile Pintado.




Comentarios