Hospital de La Quiaca no atenderá a quienes no justifiquen su residencia.


Este lunes será llevada a la práctica en La Quiaca una de las medidas del plan del Gobierno de Jujuy para reforzar los controles policiales en toda la línea de frontera, especialmente con Bolivia, para evitar el ingreso de personas no residentes en esta jurisdicción.

En el marco del plan “Fronteras Sanitarias Seguras” diagramado frente al avance del coronavirus Covid-19, la medida pretende “evitar que pobladores del vecino país ingresen al territorio sin autorización o trasgrediendo los controles”, señaló con claridad en una conferencia de prensa el comisario Héctor Corimayo, de la Unidad Regional 5 con sede en La Quiaca.

Asimismo, apunta a resguardar la condición sanitaria alcanzada por la provincia que lleva 52 días sin casos de Covid-19, lo que da la pauta que no registra circulación local del virus.

En ese sentido, Corimayo adelantó que este lunes arribarán “veinticinco efectivos policiales para cumplir servicios junto a demás personal de seguridad y reforzar el cuidado de las normas de bioseguridad que ya están establecidas”.

El plan del Gobierno, según se informó, es incorporar 200 efectivos de la policía para reforzar principalmente los controles en los pasos fronterizos internacionales con Bolivia y Chile, como también los pasos limítrofes con Salta.

Por su parte la directora del hospital quiaqueño “Jorge Uro”, Fernanda Elías, explicó que “vamos a actualizar los padrones de manera que la información sea compartida con las distintas instituciones con el objeto de verificar si realmente las personas (que reciben atención) están viviendo acá”, tarea que la funcionaria asignó al personal de Atención Primaria de la Salud.

Hospital “Jorge Uro” de La Quiaca.

Sostuvo Elías que con estas nuevas disposiciones “se cierra definitivamente la frontera y no se va a atender a personas que no justifiquen su residencia en La Quiaca”.

“Lo que no queremos es que la gente siga transitando por pasos ilegales y esto muchas veces se presenta por la doble nacionalidad que tienen los habitantes de la zona, lo que no permite que podamos corroborar las fechas en que ingresan”, explicó.

El Gobierno provincial emitió el decreto 944 que especifica las condiciones de ingreso para las personas que no cuenten con residencia en la provincia, los órganos de control que intervienen y las multas para los que infrinjan la disposición.

En tal sentido, se prohíbe en carácter de excepcional, por el término de duración de la emergencia sanitaria y epidemiológica, el ingreso a la provincia de toda persona extranjera que no cuente con domicilio de residencia habitual dentro del territorio provincial.

“Toda persona que manifieste la intención de ingresar y transitar en territorio jujeño deberá acreditar residencia extendida por autoridad competente, certificado médico de salud y declaración jurada o permiso de tránsito emitido por autoridades nacionales y provinciales competentes”, añade el dispositivo.

Además, la falsificación de documentación tiene multas que van de 40.000 a 340.000 pesos.




Comentarios