"No es para salir a 'joder'", dijo después que se reportó el primer caso importado de coronavirus.


Poco después que el Comité Operativo de Emergencia (COE) de Jujuy confirmara este martes por la tarde el primer caso importado de coronavirus en la provincia, el gobernador Gerardo Morales encabezó una conferencia de prensa en la que anunció “la paralización de la administración pública hasta el miércoles”, procurando un aislamiento por el que los trabajadores -excepto de las áreas de salud y de seguridad, “se quedan en su casa y trabajan en su casa”,

“No es para salir a ‘joder’. Desde mañana, todos los empleados de la administración pública, en su casa”, senteció el mandatario, que a la vez criticó severamente las conductas de ciudadanos que, desoyendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias, entre lunes y martes ganaron las calles y espacios públicos.

También pidió que “paremos con la información falsa en las redes sociales”, y exhortó con contundencia a “no cometer ‘linchamiento’ en las redes sociales” contra la paciente que dio positivo al COVID-19 y situaciones similares que pudiese darse a futuro.

El Gobernador anunció que desde este miércoles se paraliza la administración pública de Jujuy, hasta el miércoles 25, manteniendo prestaciones en las áreas de salud y seguridad y servicios esenciales.

El caso confirmado corresponde a una mujer de 45 años que viajó por lo menos por tres países de Europa y actualmente permanece internada en el hospital San Roque de esta ciudad, donde continuará siendo asistida.

“Digámonos la verdad: el ‘bicho’ ya está circulando en Jujuy”, dijo el Gobernador con la frontalidad que se le conoce, y a partir de eso llamó a “tener discipina, tomemos los recaudos” que amerita la circunstancia, como “no circular, para que no nos contagiemos”, teniendo presente que “el desafio es cuántas vidas más salvamos”.

Se declaró “molesto con la actitud de muchas personas que creen que esto es una ‘joda'”, reproche que partió de haber comprobado personalmente en una recorrida por la ciudad que “ayer (por el lunes) había plazas que estaban llenas, llevaron los chicos a los juegos”, mientras que este martes por la mañana “he pasado por el centro y se daban la mano, estaban a los besos”.

“Estamos en una guerra con un enemigo que se multiplica ‘al toque’, tomemos las medidas precautorias”, pidió entonces.

Agregó que por efecto de las nuevas medidas ordenadas, “no se podrá permanecer en los espacios públicos” y para el control de esta disposición actuará la Policía, como quedó plasmado en un decreto acuerdo emitido para “garantizar el cumplimiento de la disposiciones del COE”, siendo que “los incumplimientos van a estar calificados como flagrancias, por lo que la Policía va a estar habilitada a detener y vamos a aplicar multas”.

En ese punto especificó que se va sancionar “a quienes permitieran la permanencia de más de diez personas” en un mismo sitio, “salvo que sean una misma familia”, porque “el concepto es ‘quedate en casa’. Pero veo que a muchos no les entra en la cabeza el tema. Tenemos que imponer la norma, por eso es que va a actuar la Policía” haciendo respetar la disposición de “no menos de un metro en restaurantes y confiterias, ocupar sólo hasta el cincuenta por ciento de la capacidad del local”.

“Al que no cuple, multa -de entre 40 y 300 mil pesos- y detención; flagrancia y multa al que no tenga alcohol en gel y demás medidas”, como la de “retrotraer los pecios de insumos” necesarios para la sanitización de las manos y las superficies, “y mantenerlos por noventa días”.

Otra decisión fue “cerrar las escuelas, que hasta ahora estaban abiertas”, y ante la necesidad de continuar atendiendo las necesidades alimentarias de la población escolar, este miércoles se definirá los pasos a seguir.

“Estoy convencido que hay que aplastar ya mismo la pandemia, no gradualmente. Debemos tomar medidas que son de conducta, ser solidarios entre nosotros, tener disciplina, que los vecinos se cuiden entre si, autoimponernos ser rigurosos, porque mientras más rápido aplastemos la pandemia, más rápido vamos a salir. El ‘bicho’ ya está en Jujuy y la clave es esa”, remarcó el Gobernador.

A su vez, el jefe operativo del COE, el médico Omar Gutiérrez, explicó que “nos encontramos en etapa de contención” y “no nos consta una circulación comunitaria del virus. Una segunda etapa sería transmisión comunitaria, y ante ese escenario, estamos preparando el hospital de campaña”, al mismo tiempo que “se está complejizando el San Roque con respiradores” y demás equipamiento necesario.

“Estamos funcionando y tenemos capacidad para atender otros casos y nos estamos preparado para la siguiente fase”, resumió.

En conferencia de prensa de la tarde las autoridades provinciales habían  indicado que la paciente del caso positivo, en su evolución presentó “dificultades para respirar y picos febriles por lo que está siendo monitoreada permanentemente por los médicos” del hospital San Roque.

En Jujuy se habilitó una línea gratuita para efectuar consultas o solicitar información sobre el conornavirus COVID-19.

Asimismo aseguraron que las personas que tuvieron contacto estrecho con la mujer afectada “cumplen con la cuarentena -de manera obligatoria- y ninguna de ellas hasta el momento presenta síntomas de caso sospechoso de coronavirus”, agregaron.

Pero además los médicos analizan otro caso sospechoso, el de una joven de 25 años que también estuvo en Europa y a la que ya se le realizó los estudios pertinentes y se espera los resultados del Instituto Malbrán, que deberá confirmar o no la portación de Covid-19.

“Anticipémonos a las situaciones, hagamos prevención y continuemos con las recomendaciones que venimos haciendo, como el aislamiento, el lavado de manos y si alguna persona presenta síntomas no concurrir a los trabajos y lugares habituales”, dijeron las autoridades.




Comentarios