El fantástico paisaje jujeño recibirá a delegaciones de una decena de localidades.


Diez comunidades de la Puna jujeña celebrarán el próximo miércoles 12 un encuentro en el que niñas y niños copleros serán protagonistas de una tarde a puro canto ancestral en uno de los escenarios naturales más destacados de la región, como es el Valle de la Luna, ubicado con sus tonos rojizos y blancos a la vera de la Ruta Nacional 40, a 336 kilómetros al noroeste de San salvador de Jujuy.

Según lo anunciado por la Secretaría de Cultura provincial, cerca de un centenar de niñas y niños de entre 8 y 14 años darán vida al encuentro, que en su quinta edición busca revalorizar la música autóctona, pero además ofrecer una pintoresca alternativa para los viajeros que se encuentren recorriendo la mítica carretera nacional u otro punto de Jujuy.

“Queríamos invitarlos no solo por la magia del encuentro en sí, con las coplas y el canto de los niños, sino porque esta vez estamos sumando la calidad y la espectacularidad del paisaje del Valle de la Luna”, señaló el secretario de Cultura, Luis Medina Zar, al participar de la presentación del programa del encuentro junto a comisionados municipales de la zona.

El secretario de Cultura, Luis Medina Zar (c), junto a los comisionados municipales de Cusi Cusi y Minas Pirquitas, Porfidio Flores y Angel Llampa, respectivamente, presentaron el 5° Encuentro de Niñas y Niños Copleros, a realizarse este miércoles en el Valle de la Luna, departamento Rinconada.

El funcionario detalló que las cajas de los niños copleros empezarán a sonar desde las 13:00 hasta el atardecer, y que previamente, por la mañana, también está prevista una actividad a través del programa de Cine Móvil, destinada a los chicos.

Señaló que el Encuentro de Niñas y Niños Copleros “año a año viene creciendo” y “cada vez son más la cantidad de comunidades que participan”, por lo que puso todas las expectativas en torno a la convocatoria a alcanzarse.

Entre los poblados del rincón noroeste de la provincia que se sumarán al evento se encuentran Cusi Cusi, Paicone, Cienaga de Paicone, Misa Rumi, Lagunillas del Farallón, Minas Pirquitas, Liviara, Coyahuayma, Orosmayo y Lomas Blancas.

Las coplas infantiles representan la continuidad de una cultura viva, en la geografía jujeña.

El Valle de la Luna jujeño es una formación geológica con farallones de ceniza volcánica de hasta 100 metros de altura, en el que predominan tonos rojizos y blancos, pero se matizan también ocres, verdes y morados, entre otros, generando la impresión de un paisaje del satélite natural de la Tierra, o del planeta Marte, pero en el propio globo terráqueo.

Mirá también: 23.000 niños toman parte del programa “Recreando Escuelas de Verano”

Está ubicado en el departamento Rinconada, a unos cinco kilómetros de la localidad de Cusi Cusi, y a unos 330 kilómetros al noroeste de San Salvador de Jujuy.

A unos 3.800 metros de altura sobre el nivel del mar, el Valle se presenta con su límite norte y este en la Ruta Nacional 40, desde donde hay varios miradores pero no es posible el acceso vehicular.

El lugar es uno de los principales atractivos de la región, donde también se puede encontrar opciones de turismo comunitario en los distintos poblados, pudiendo el turista compartir la cultura, tradiciones y el modo de habitar el mundo que tienen las comunidades en la Puna jujeña.




Comentarios