Lo acusa de "malversación de fondos", "desvío de recursos" y "tráfico de influencias"


El actual jefe comunal de la ciudad fronteriza de La Quiaca, Blas Gallardo, denunció al exintendente de esa comuna Miguel Ángel Tito por supuestos hechos de corrupción, tras una auditoría sobre el destino de fondos de la administración pública en la gestión anterior.

“Hemos comprobado numerosas irregularidades y explícitos actos de corrupción por funcionarios del gobierno anterior”, sostuvo Gallardo al revelar la presentación de las denuncias ante la Oficina Anticorrupción provincial.

Entre las acusaciones a Tito se menciona el presunto “desvío de recursos a favor de empresas”, “tráfico de influencias”, “malversación de fondos”, “incompatibilidad de funciones” e “incumpliendo de deberes de funcionario público”.

Miguel Ángel Tito, exintendente de La Quiaca en diferentes períodos, será investigado por presuntos hechos de corrupción.

Según Gallardo, su antecesor habría ordenado cerrar el comedor del Hotel de Turismo “con la excusa de una refacción para derivar a los comensales y servicios hacia un local gastronómico de propiedad de su hijo durante seis meses, causando un perjuicio estimado de $ 2.790.000 al municipio”.

Añadió que habría creado una empresa estatal para la comercialización de Internet y habría adquirido un equipo de sonido profesional e instalado una radio FM.

Las denuncias alcanzan a otros funcionarios de la anterior gestión por habilitaciones supuestamente anómalas de locales comerciales sospechados de tener vinculación con el exintendente.

Acerca de su tarea al frente del Departamento Ejecutivo quiaqueño, Gallarado resumió: “Llevamos cincuenta días arduos” y siendo “responsable con el desafío de gobernar para los cincuenta mil vecinos que están esperanzados en el crecimiento de nuestra ciudad, realizamos auditorias externas e internas sobre los bienes públicos”.

En ese plano llamó a empleados municipales y vecinos a “aportar datos que nos ayuden a transparentar los recursos del Estado municipal de gestiones pasadas”, para lo que garantizó la “confidencialidad y seguridad, porque estamos empeñados en comenzar una etapa más ética en la administración de nuestro municipio”.




Comentarios