En acuerdo con Nación y Provincia, se avanzará en la investigación y la capacitación de científicos


El Gobierno de la Provincia y la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu) firmaron con la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación un convenio de cooperación para la investigación científica del uso terapéutico del cannabis, con lo cual se da “un importante paso en relación al proyecto de producción de derivados medicinales” de la especie, según reportaron fuentes oficiales.

“Es un proyecto importante no solo desde el punto de vista científico, sino además por su impacto social en cuanto a la generación de empleo y en particular en las economías regionales”, afirmó el secretario de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, tras firmar el acuerdo suscripto con el gobernador Gerardo Morales y el rector de la UNJu, Rodolfo Tecchi.

El convenio es producto de más de diez meses de trabajo conjunto entre todas las instituciones involucradas.

“Estamos apoyando todo lo que sea diversificación de la producción rural. Es un desafío a nivel global y esta es una alternativa”, añadió Barañao.

El gobernador Morales, junto al secretario Barañao y el rector Tecchi, tras firmar la documentación, acompañados por demás funcionarios.

En este sentido, según destacaron los participantes, “hace poco más de un año y por impulso de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica, se creó la Red Argentina de Cannabis Medicinal (RACMe), integrada por 30 expertos de universidades nacionales, institutos de investigación y organismos de ciencia y tecnología de diferentes localidades del país”.

Tecchi expresó que la incorporación de la UNJu al proyecto “era un tema que se venía trabajando con el Gobernador desde hace tiempo”, por lo que “el Consejo Académico analizó el convenio, dio su aprobación y la Universidad podrá colaborar en garantizar la calidad de la producción jujeña de derivados medicinales de cannabis”.

Por su parte, Morales sostuvo que “con el impulso del Gobierno provincial a la producción local de medicamentos derivados de cannabis estamos del lado correcto de la historia; son muchas las familias que cada vez más acceden a esta alternativa terapéutica”.

“El Estado tiene el deber de garantizar el acceso a la salud y la mejora de la calidad de vida”, subrayó.

El mandatario analizó también la situación a nivel mundial y la importancia de que tanto la UNJu como la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación puedan aprovechar las acciones concretas que se están dando en la provincia para optimizar el proceso científico.

“Eso implica -afirmó- desplegar acciones positivas como ésta, que van a permitir que cualquier persona pueda atenuar las dolencias y padecimientos de enfermedades muy difíciles, contando con una alternativa como lo es el aceite de cannabis, garantizando que éste sea de grado médico y de calidad, con el debido acompañamiento médico”.

De la firma del acuerdo también participaron el secretario de Articulación Científico-Tecnológica, Agustín Campero; y el presidente de la sociedad estatal provincial Cannava, Gastón Morales.




Comentarios