La práctica se enmarca en el programa "Municipio Responsable y Cardioprotegido".


La intendente Mariana Ispizua y el Presidente del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba, Andrés de León, hicieron entrega hoy de los certificados que acreditan la capacitación recibida por empleados municipales en el marco del programa “Municipio Responsable y Cardioprotegido”.

El acto tuvo lugar en La Usina, con la presencia del secretario de Gobierno, Diego Almada; el subdirector del Hospital Regional, Mauro Di Poi; y calificados profesionales médicos del ámbito local y regional.

Desfibriladores en Jesús María (Prensa Municipio)

El camino para ser “Municipio Cardioprotegido” incluyó un proceso integral de prevención de la muerte súbita y de promoción de herramientas para actuar ante situaciones de emergencia, que iniciamos junto al Consejo hace un año, junto con la incorporación de dos cardio desfibriladores automáticos, ubicados en dependencias municipales y a disposición de los empleados y vecinos en caso de necesidad.

A través de profesionales altamente capacitados, desde el Consejo enseñaron a los agentes a utilizar estos equipos.

Esta tarea se suma, además, a la plena vigencia (también desde hace un año) de la obligatoridad de realizar un curso de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) para todos los vecinos que tramitan su licencia de conducir.

El acto en La Usina incluyó también una charla sobre: “Praxis médica: relación médico-paciente”, a cargo del prestigioso doctor Mario Vignolo.




Comentarios