Comer pequeñas cantidades de plantas o hierbas puede ser normal para los gatos. Pero la planta de lirio, también llamada azucena es tóxica para estos animales.

Los expertos advierten que todas las partes de esta planta son venenosas (pétalos, hojas, tallo e incluso el polen). Si el felino ingiere, al menos una pequeña cantidad de polen mientras se acicala el pelo, puede sufrir un fallo renal agudo.

Lirios

Síntomas de envenenamiento

Si el gato comió parte de un lirio, el primer síntoma será el vómito, que puede disminuir gradualmente.

GATO. Imagen ilustrativa (AP/Dmitri Lovetsky/Archivo).

Dentro de las 12 a 24 horas de haber estado en contacto con la planta, el gato puede empezar a orinar con frecuencia. Entonces, si la insuficiencia renal se establece, parará de orinar debido a que los riñones dejan de ser capaces de producir orina.

En estos casos, actuar a tiempo es fundamental, ya que el gato puede perder la vida entre cuatro a siete días después de haberla consumido.

Si sospechás que tu gato estuvo en contacto con cualquier tipo de lirio, ponete en contacto con un veterinario.