En medio del debate en el recinto de la Cámara de Diputados por el acuerdo con el FMI, pasadas las 15 horas comenzaron a registrarse incidentes frente al Congreso en la marcha organizada por agrupaciones de izquierda y organizaciones sociales.

Todo comenzó minutos después de las 15 horas, cuando un grupo de personas comenzó a quemar neumáticos y tirar piedras frente a la fachada del Congreso. En ese momento, cientos de personas comenzaron a retirarse pacíficamente, mientras los violentos continuaron con las agresiones y protagonizaron incidentes con la Policía.

Incidentes afuera del Congreso: mientras se debate el acuerdo con el FMI. Foto: Federico Claro

Los incidentes estallaron a metros de las esquina de Entre Ríos e Hipólito Yrigoyen y algunos de las piedras hicieron estallar vidrios de los ventanales del edificio del Congreso.

Durante varios minutos, una porción minoritaria de los manifestantes se manifestó violentamente sin que mediara actuación de la policía, que más tarde llegó para tratar de controlar la situación.

Organizaciones sociales, gremiales y políticas que integran el Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U) y otros espacios se concentraron desde esta mañana en las inmediaciones del Congreso nacional y en el Obelisco para protestar contra el acuerdo.

Incidentes afuera del Congreso: mientras se debate el acuerdo con el FMI. Foto: Federico Claro

El acuerdo sobre el texto que será debatido esta tarde en el recinto de Diputados fue el fruto de varias reuniones desarrolladas durante toda la jornada de ayer entre representantes del oficialismo y de bloques opositores.

El dictamen obtuvo el respaldo de casi 80 firmas de integrantes de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, a partir de los avales del Frente de Todos (FdT), Juntos por el Cambio (JxC), el interbloque Federal y Provincias Unidas.

Un solo detenido por los disturbios fuera del Congreso

La policía confirmó que, por los brutales actos en las inmediaciones del Palacio Legislativo, pudieron detener a una sola persona.

Los efectivos intentaron detener el avance de muchas personas que, al no tener un vallado preventivo, tomaron posiciones bien cercanas al Congreso, desde donde arrojaron piedras, bombas molotov y quemaron neumáticos.

Alberto Crescenti, director del SAME, confirmó que ocho personas fueron heridas tras los incidentes y que cinco de ellos pertenecen a la Policía.