En el barrio Las Leñas de la localidad de Puerto Iguazú, un Mono Caí tuvo que ser rescatado por un equipo veterinario, ya que se encontraba sobre un poste del tendido eléctrico de media tensión. A causa de esto, tuvieron que disparar un sedante al animal para evitar que se electrocute.

El equipo de Güra Ogá fue quien acudió en la jornada del sábado al rescate de un mono caí, el mismo fue dirigido por el médico veterinario Dante Di Nucci. Según indicó la organización rescatista, el ejemplar rescatado era víctima de mascotismo y se encontraba con signos de maltrato.

Esto se comprobó tras revisar el animal que tenía una cicatriz en la cintura por el roce de la cuerda con el cual lo mantenían atado.

Según comentaron vecinos, el pequeño mono previo a su rescate, fue perseguido por perros de la zona y también fue maltratado por los niños del barrio quienes arrojaron piedras, hasta que este se refugió en las alturas en un poste del tendido eléctrico de media tensión del barrio.

Fueron los vecinos del barrio quienes ayudaron y colaboraron dando aviso de la situación a Güira Oga. Para resguardar al animal, el veterinario tuvo que dispararle un sedante ya que se encontraba arisco a las personas y temían que se electrocute con la línea del tendido eléctrico.

El animal fue trasladado a Centro de Rehabilitación y recría de animales Güira Oga, donde se analizara si puede ser reinsertado en su hábitat natural.